El peligro de recalentar estos alimentos en el microondas

A productos como el pollo o el arroz la mayoría le dan una segunda vida varios días después de haber sido cocinados; la Agencia de Normas Alimentarias desaconseja volver a calentar algunos alimentos para evitar intoxicaciones


Cuando hace cosa de un mes la hostelería gallega se zambulló en el debate sobre si es realmente positiva para los clientes la norma que obliga a los restaurantes a ofrecer la comida que sobra surgieron muchas dudas. Es normal, pues en materia de seguridad alimentaria quien más, quien menos, anda bastante pez y, si se llevan a cabo determinadas prácticas puede rozarse la peligrosidad. Es el caso del microondas, el indispensable electrodoméstico de madres y padres para las cenas de la semana; de universitarios que no saben freír un huevo y de miles de trabajadores que tiran de tupper en la oficina a la hora de comer. De manera indiscriminada a la mayoría le da lo mismo recalentar unos fideos chinos que un cocido; unas patatas a la riojana o un risotto funghi. Pero este libre albedrío puede pasar factura porque no todos los alimentos pueden recalentarse en el microondas. Pese a que como la mayoría de mortales tú creyeses lo contrario.

Como explica la Agencia de Normas Alimentarias y el Consejo Europeo de Información sobre Alimentos (EUFIC) algunos productos no responden bien a esta acción, y la mayoría de estos alimentos son habituales en el día a día. Más allá de desgranar, a continuación, las razones por las que no es demasiado recomendable recalentar pollo o espinacas, es importante aclarar que, en cualquier caso, la mayoría de envases de plástico son una pésima opción para meter en el microondas, porque en determinadas situaciones (esta es una de ellas), estos envases pueden traspasar sustancias tóxicas a los alimentos.

Huevos

No es demasiado habitual meterlos al microondas, pero puede darse con un revuelto o unos huevos rellenos. Precisamente donde existe más peligro. La EUFIC incluye este alimento en este grupo porque sometidos a altas temperaturas pueden volverse tóxicos.

Champiñones

«La recomendación general es no recalentarlos porque sufren el riesgo de deteriorarse. Mejor utilizar solo champiñones frescos y enjuagarlos bien, aunque parezcan limpios», recomiendan desde EUFIC. Por otro lado, las proteínas de este hongo se destruyen con facilidad por encimas y microorganismoos.

Pollo

La facilidad de contraer salmonelosis por comer pollo en mal estado es palpable. Esta bacteria, muy presente en las aves, puede controlarse si seguimos unas pautas de higiene y manipulación de alimentos correcta. Por eso una cocción incorrecta de pollo puede incrementar el riesgo de sufrir salmonelosis. Los expertos recomiendan, en el caso de que no nos quede otra que meterlo en el microondas, que tapemos la pieza para que el calor se reparta de manera homogénea en todas las partes. Si vemos partes rosadas, malo.

Arroz

 El problema del arroz es que una vez cocido comienzan a incrementarse las posibilidades de desarrollar agentes tóxicos. Es fácil que provoque vómitos y diarreas su consumo una vez ha pasado más de un día de su consumo, por lo que mejor desechar la opción de recalentarlo si han pasado más de 24 horas.

Espinacas

«En sí mismo, el nitrato es inofensivo, pero cuando se recalientan, estos nitratos se pueden convertir en nitritos y de ahí pasar a nitrosaminas, algunas de las cuales son conocidas por ser cancerígenas», comentó el EUFIC. Le ocurre lo mismo al apio, por lo que es mejor alejar estar verduras del microondas.

también en sabe bien

 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
32 votos
Comentarios

El peligro de recalentar estos alimentos en el microondas