Descubre qué vaso utilizar para cada tipo de cerveza en San Patricio

Pon a prueba tus conocimientos en zumo de cebada y averigua si el placer de tomarte una caña es, incluso, mejor de lo que te imaginabas


Sea por el Día de San Patricio o no, una caña helada siempre es una buena opción, sobre todo para relajarte durante la tarde tras un día pesado de trabajo, para disfrutar del aperitivo o para acompañar una buena comida. Además, te puedes tomar una caña solo o sola, pero hacerlo rodeado de los amigos es un ritual que el 94% de los españoles practican en las cafeterías, bares y restaurantes. Los datos son del último informe socioeconómico sobre el sector de la cerveza, publicado por la asociación Cerveceros de España en 2017. El estudio también comprueba, aunque tímido, el crecimiento del consumo de la cerveza en el país. Bebemos una media de 48 litros por cabeza al año -frente a la media europea de 76 litros anuales-, lo que supone que bebimos 2 litros más que en el 2016.

Teniendo en cuenta lo que nos gusta el zumo de cebada es importante, y mucho, conocer el recipiente en el que debe servirse. La coruñesa Marta Galán, una de las creadoras de la marca AleAlé resume que «la selección de un vaso es básica para mejorar la experiencia del consumidor y potenciar diferentes aspectos de la cerveza». ¿Serías capaz de decir qué cerveza encaja mejor en cada tipo de vaso? Pon a prueba tus conocimientos cerveceros. Pero, tranquilo, si no responder a todas correctamente, te damos la solución para que triunfes este domingo.

Cerveza: el eterno reducto machista

Laura G. del Valle

Las españolas beben la misma cantidad que los hombres pero muchas marcas, sexistas, aún se dirigen en exclusiva al público masculino

En uno de sus primeros papeles, Marilyn Monroe bebía un larguísimo trago de cerveza en una taberna bajo la atenta mirada de Robert Ryan. Se trataba de una escena de Encuentro en la noche, de 1952, y por aquel entonces ni la tentación rubia ni el resto de mujeres tenían por costumbre acompañar su ocio de bebidas alcohólicas. Menos aún si se trataba de una burda cerveza, asociada comúnmente por la filmografía de la época a campesinos y obreros que encontraban en el lúpulo una manera de desconexión tras la dura jornada de trabajo. Muy lejos ya de aquella realidad, todavía quedan posos que identifican la cerveza con una bebida típicamente masculina. No hay más que pensar en todas las veces que en un bar el camarero sirve la jarrita fría al hombre y el refresco light a la mujer, dando por sentado una situación que ya no es tan habitual.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Descubre qué vaso utilizar para cada tipo de cerveza en San Patricio