Lo eco marca tendencia en los comedores escolares gallegos

Diez centros de A Coruña y su comarca lideran un proyecto pionero en la comunidad que consiste en introducir en sus menús solo productos ecológicos y de temporada, que elaboran en las cocinas de los propios colegios. Comida sana, sin pesticidas, de kilómetro cero y rica, rica


Que los niños gallegos puedan comer sano y rico con productos de temporada y ecológicos parece una auténtica utopía. Pero a veces, los sueños también se convierten en realidad. Esto es lo que ha debido de pensar Beatriz Ferreira, la directora de la Escola Infantil Municipal A Caracola, ubicada en el barrio coruñés de Novo Mesoiro. Motivada por la inquietud de que sus alumnos comieran productos ecológicos y de temporada, esta profesora inició esta aventura casi por casualidad, cuando hace tres años se puso en contacto la Reserva de la Biosfera Mariñas Coruñesas y Terras do Mandeo. Llegaron a un acuerdo para que los productores de la Asociación de Labregos Ecolóxicos de Galicia le suministrasen productos de temporada con los que hacer sus menús en el cole. Ahora son ya diez los centros de A Coruña y su comarca los que participan de este proyecto ilusionante.

Los productores envían la disponibilidad de los productos a principios de semana y cada centro elige las verduras necesarias para elaborar sus menús. Así de sencillo. Además, las familias también pueden realizar pedidos y los productores se encargan de dejarlos en el colegio, así cuando van a recoger a los niños, también se llevan su bolsa de verdura y fruta para casa: «Los menús los diseñan los cocineros de la mano del director, con unas orientaciones que tiene la Xunta, centrándonse en las instrucciones que manda Educación y Sanidad», puntualiza Ferreiro para destacar que los menús se estudian cuidadosamente y cumplen con todas las normativas, aunque destaca que se están realizando esfuerzos para que la Xunta permita poner «verdura de temporada» y «pescado fresco de lonja», en lugar de determinar exactamente el tipo de alimento de una forma más concreta: «Entiendo que es mejor dar un pescado de lonja, que es de aquí al lado, de kilómetro cero, del día, que poner bacalao o salmón o cazón, pescados que vienen recorriendo muchos kilómetros, que pasan por muchas intervenciones y que no hacen falta», explica Ferreiro, que considera que debería incluirse también más proteína vegetal en los menús como las legumbres: «Se pueden tomar hasta tres o cuatro veces a la semana», asegura.

Estos diez centros también forman parte de la Plataforma por una alimentación responsable en la escuela y del grupo G2020 que pretende formar a los cocineros para que además de sano, los platos estén ricos, ricos: «La idea es crear un recetario que saldrá a finales de año y del que nos guiaremos para unificar criterios», indica.

De la iniciativa que lidera Ferreiro se hablará en el Fórum Gastronómico. Será el próximo 10 de marzo, a las once de la mañana, en ExpoCoruña: «Vamos a hacer un taller con cocineros para que elaboren esas recetas, mientras los productores y yo iremos contando un poco como se inició todo. El Ayuntamiento de A Coruña también se involucró mucho en este proyecto y nos interesa difundirlo para que seamos más», explica esta profesora que quiere que el proyecto tenga continuidad en colegios de primaria y secundaria.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Lo eco marca tendencia en los comedores escolares gallegos