Qué comer para evitar las resacas que vienen

Además del agua de coco, que será imprescindible para asimilar los excesos, tus mejores aliados serán los frutos rojos, las verduras de hoja verde y la avena

La resaca es, a todas luces, una contradicción que empieza incluso antes de percibir sus efectos. Lo sabemos todos: esa primera copa que juramos que va a ser la única de la noche (no se conocen casos de éxito); ese no voy a mezclar tipos de alcohol o sin ir más lejos, y ya entrando en harina, ese quiero y no puedo cuando nos despertamos con un dolor de cabeza comparable a tener a los Scorpions ensayando sobre nuestra cabeza. Ahí comienza la verdadera disyuntiva. Ir al gimnasio a sudar los excesos nocturnos es lo que debes. Quedarte en el sofá viendo Netflix es lo que haces. Y, por supuesto, elaborar un menú variado, repleto de verduras y líquidos es lo que tienes en mente. Pero...claro, acabas pidiendo pizza. Otro día más.

Estos momentos, tan conocidos por la mayoría, se vuelven más frecuentes de lo que nos gustaría durante las Navidades, época reina de cenas de empresa, reuniones familiares y reencuentros con amigos que ya no lo son tanto. Pero para que no vuelva  a haber excusas y confirmar que no es un mito eso de que la resaca se alivia si comemos algunos alimentos e ingerimos determinados líquidos, la asesora nutricional Lidia González nos da la lista de los productos indispensables que hay que tener en la cocina para compensar una melopea. Además, ofrece dos recetas que te ayudarán a pasar de manera más digna la jornada. Ahora, también puedes hacerle caso para la siguiente con su axioma: «¿No quieres resaca? No bebas».

La hidratación es y será siempre la clave

Pero ya hemos caído. Así que ahora, al lío. Lo más importante es, para esta experta, comenzar a hidratarse desde que ingerimos el primer trago de alcohol y, sin duda, al día siguiente. «Es lo más importante para minimizar los daños porque el alcohol te deshidrata totalmente, así que beber agua es indispensable. Pero es muy buena opción, y la gente no lo sabe, el agua de coco porque tiene muchos electrolitos, que son parecidos al plasma sanguíneo». Siguiendo con los líquidos, el zumo de naranja ejercerá del elixir revitalizante que uno necesita tras haberse tomado una cerveza de más; pero si uno dispone en casa de verduras de hoja verde, González recomienda hacer un batido que combine la vitamina C de los cítricos con, por ejemplo, espinacas, «que son antioxidantes y, además, protegen el estómago». Igual de buenas son también, según esta especialista, «la menta y el jengibre dentro de un smoothie o preparadas en una infusión».

Los frutos rojos, que tienen mil posibilidades, también son antioxidantes, y González recomienda tomarlos en un preparado con avena. Este alimento es perfecto por la fibra, «que facilita el tránsito, y por la vitamina B, ya que con la ingesta de alcohol se pierde mucha». A este preparado se le puede añadir plátano, «que tiene mucho potasio y también se pierde cuando bebemos, y canela «porque sube los niveles de azúcar en sangre y los estabiliza», comenta la nutricionista.

Votación
26 votos
Comentarios

Qué comer para evitar las resacas que vienen