Ellos cocinan por ti en Nochebuena

UNA CENA DE DIEZ SIN ESTRÉS Si quieres disfrutar de la comodidad de cenar en casa con la familia sin la necesidad de pasarte la tarde entre fogones, no pierdas de vista estos restaurantes. Piénsalo, te queda justo un mes

RICARDO. El dueño del céntrico restaurante coruñés, Ricardo Ventura, junto a Domi, cocinera, y Conchi, ayudante de cocina, con algunos de los platos más demandados
RICARDO. El dueño del céntrico restaurante coruñés, Ricardo Ventura, junto a Domi, cocinera, y Conchi, ayudante de cocina, con algunos de los platos más demandados
MARÍA GARRIDO

El estrés de tener que preparar todo, las prisas para que la comida esté a punto, la responsabilidad de que ningún plato salga mal, el no sentarse a disfrutar de la cena por estar pendiente de los fogones.... Todo esto tiene una fácil solución, encargar la comida en un restaurante. De esta forma es posible disfrutar de un exquisito menú en casa con la tranquilidad de que todo va a estar perfecto sin necesidad de pasar la tarde en la cocina.

Si estás pensando en sumarte a una tendencia que año tras año gana adeptos, no pierdas de vista el restaurante Ricardo, uno de los locales de A Coruña más demandados durante los festejos navideños. La amabilidad de su propietario, Ricardo Ventura, unida al buen hacer de todo su equipo, son las claves del éxito de un establecimiento que cada año gana seguidores. «Llevamos aquí desde el 2000. Siempre tenemos a los clientes del año anterior y a otros nuevos. La verdad es que hay mucho trabajo durante las fiestas, pero estamos felices», dice Ricardo, que añade: «En Navidad las jornadas son muy largas. En Nochebuena empezamos sobre las cinco de la mañana para poder entregar todos los platos a partir de las seis de la tarde».

En la carta para llevar a casa del céntrico local, situado en la calle Riazor número 8, se ofertan callos, cocido, perdiz estofada, pollo, arroz con bogavante, lubina al horno, bacalao y por supuesto zamburiñas, vieiras y almejas, entre otros manjares. «Lo que más nos piden es el salpicón de bogavante, el pastel de pescado, el cordero, el cabrito, el rosbif de solomillo y, por supuesto, las empanadas que tenemos de carne, lacón, bonito, zamburiñas, bacalao con pasas o berberechos», indica Ricardo, que ya espera los encargos para las fiestas.

Ya lo saben, si quieren comer bien sin cocinar y sin salir de casa, Ricardo es su hombre. Pero hay más.

En el Ruta Jacobea, ubicado muy cerca del aeropuerto de Lavacolla, detectaron la demanda para las fechas más familiares hace cuatro años, y la apuesta fue tan certera que han extendido la posibilidad de encargar comidas especiales y a la carta los 365 días del año. «Crecemos entre un 17 y un 20 % cada año, y el 70 % de los que prueban, repiten», explica Borja Villasenín. A pesar de que intentan ponerle todo el mimo casero en cada elaboración, el director comercial maneja cifras como si se tratara de una industria porque, en el fondo, así lo es. Ruta Xacobea comenzó siendo un restaurante de cierto prestigio en las afueras de Santiago, pero han crecido y no es extraño que, sin acudir a sus comedores, haya comido alguna vez sus productos, porque es el principal proveedor de cátering de los tres aeropuertos gallegos. Esta estructura, que les obliga a estar con los fogones encendidos prácticamente las 24 horas del día durante todo el año, les ha permitido avanzar también en una forma de entender la hostelería que va cuajando con las nuevas generaciones: comer en casa igual que en un restaurante.

RUTA JACOBEA. La cocina de este establecimiento compostelano, muy cerca de Lavacolla, cuenta con todo tipo de recipientes para el traslado de los platos
RUTA JACOBEA. La cocina de este establecimiento compostelano, muy cerca de Lavacolla, cuenta con todo tipo de recipientes para el traslado de los platos

Están muy preparados para el traslado de la comida, aceptan pedidos de toda Galicia y llevan todos sus platos hasta un punto de elaboración perfecto para que, en Nochebuena, solo haya que darle «un último toque, cinco minutos, no más». El plato más solicitado es el arroz con bogavante y vieira, que entregan con una paella que ya se queda el cliente, y para los otros productos -destaca el jarrete de ternera- disponen de «cajas gourmet» para que todo esté en impecable estado de revista en la mesa. Los pescados, como el rape con almejas, tienen cada uno su propia salsa, y con el pedido entregan unas instrucciones para que esté en su punto. «Si tienen dudas, siempre hay alguien de guardia para asesorar», dice este profesional de la hostelería de tercera generación. En Nochebuena cierran el restaurante y el hotel, pero esa jornada se implican a fondo durante todo el día para hacerles la vida más fácil a las familias que no quieren, no pueden o no saben cocinar. El reparto comienza sobre las cinco de la tarde, y a las ocho tratan de tener el furgón vacío para irse a disfrutar con los suyos, siempre con el teléfono activo.

SOPA DE PESCADO Y MARISCO

En Ourense, la tendencia de pedir platos elaborados para llevarse a casa en Nochebuena también va en aumento. Lo constatan en el restaurante A Taberna (Julio Prieto, 32; 988 243 332), donde observan que con los años está creciendo este tipo de demanda en la temporada navideña. «Lo que más se suele pedir son mariscos y, en nuestro caso, lo que más solemos vender es sopa de pescado y marisco», comenta el jefe de cocina de A Taberna, Javier Outumuro. El año pasado sirvieron para Nochebuena entre sesenta y setenta raciones de sopa marinera, recuerda. Otras peticiones son preparaciones específicas de bacalao o lechazo. Son platos, según destaca el jefe de cocina, que tienen la ventaja de que se pueden tomar también al día siguiente y que se pueden recalentar o bien tomar en frío. Descartan para este tipo de ocasiones, por ello, otras especialidades de la casa, como son los arroces. Javier Outumuro menciona otro de los platos que tiene mucho éxito entre los que salen para las cenas de Nochebuena: el salmón ahumado con yogur de hierba luisa.

A TABERNA (Ourense). La tendencia de llevarse la cena de Nochebuena está en boga, constata el chef Javier Outumuro. La sopa marinera es una de sus especialidades con mayor demanda
A TABERNA (Ourense). La tendencia de llevarse la cena de Nochebuena está en boga, constata el chef Javier Outumuro. La sopa marinera es una de sus especialidades con mayor demanda

El jefe de cocina de A Taberna, un clásico de la restauración en Ourense, expone que la demanda de este tipo de cocina es cada vez mayor porque el 24 de diciembre es una jornada todavía laborable para mucha personas, en la que se suele ir a comidas familiares o fuera de la propia casa, sin mucho tiempo para preparaciones culinarias. Además, otra de las facilidades que ofrece este servicio por encargo es que uno se lleva a casa lo que se va a consumir, justo para lo comensales que sean. «Si lo pides en un restaurante, redunda en el precio porque se pagan las raciones justas para las personas que sean, sin tener pérdidas o mermas ni llevar el trabajo», observa Outumuro. En el caso de A Taberna, son ya años los que llevan sirviendo algunos de sus platos especiales para disfrutar a domicilio, tanto en comidas navideñas como el resto del año.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Ellos cocinan por ti en Nochebuena