Trucos y recetas saludables para conseguir que los niños desayunen

La nutricionista María Pérez propone elaboraciones sencillas, ricas y saludables para toda la semana, pero advierte: «No hay que forzar a los niños a comer: solo creará frustración y tensión»

Ni el desembolso en libros que deja temblando los bolsillos, ni el vaivén de partidos de fútbol o clases de inglés. Ni siquiera las tediosas fiestas de cumpleaños de los amiguitos fin de semana sí, fin de semana también, son capaces de alcanzar el nivel de estrés que en muchas casas sufren los padres a primera hora de la mañana con el mundo del desayuno. Conseguir que ingieran bocado ya es un mérito digno de mención. Pero lograr que los retoños aparten su vista de las galletas y cereales industriales es ya una cuestión de medalla. Aunque muchos padres dan por perdida esta batalla, hay estrategias y alimentos saludables que pueden facilitar la tarea en la cocina. Y también hay pautas sencillas de llevar a cabo que, como progenitores protectores, muchos se niegan a seguir. Sin embargo, son básicos para un día a día llevadero. Ahí va la primera: «No hay que obligar a los niños a comer. Algunos se levantan sin apetito y forzarles a desayunar solo va a generar tensión y que asocien esos momentos de la mañana con frustración». Palabra en una experta en estas lides, la nutricionista María Pérez.

Esta especialista, que da charlas en colegios gallegos para ayudar a padres y profesores, explica que  para que no salgan de casa sin comer lo mejor es aplicar la ley aristotélica. «Les podemos proponer algo ligero como un vaso de leche o un batido de fruta, por ejemplo, y que lleve alimentos más energéticos para tomar a media mañana». Las opciones son variadas: brochetas de uva y queso tierno, picos integrales, zanahorias baby o brochetas de melón y jamón serrano.

Más autonomía

Otro dato digno de tener en cuenta es que a los niños «hay que darles la oportunidad de tomar pequeñas decisiones como qué quieren desayunar. Si les ofrecemos una gama de alimentos saludables les ayudará a ganar autonomía y van a estar satisfechos con su primera ingesta», comenta Pérez. ¿Otro truco más? Ser previsores con las cenas. «Que sean suficientes pero ligeras. Es más probable que si cenan, por ejemplo, un plato de pasta con salchichas y salsa de tomate no lleguen con demasiado apetito al desayuno».

Además de estos trucos, no escatima esta nutricionista en mostrar una variada gama de desayunos, uno por cada día lectivo, con los que los más pequeños estarán encantados y que, además, son aptos para toda la familia porque, como recuerda, «los niños mayores de cuatro o cinco años deben alimentarse con los mismos alimentos que los adultos»

Lunes

«Lo más importante a la hora de elaborar unas tostadas saludables es que el pan sea de calidad. Es decir, fresco e integral. Para facilitar la tarea podemos comprar dicho pan, cortarlo en rodajas y  congelarlo», explica Pérez. Como se observa en la imagen, una buena idea es acompañar estas tostadas de crema de cacahuete con fresas y chocolate negro. «Es una apuesta muy sabrosa. La crema de cacahuete es fundamental que no contenga azúcar añadido. La podemos elaborar en casa triturando cacahuetes hasta obtener una crema».

Aporta fibra, antioxidantes, grasas saludables y vitaminas.

Martes

Estas galletas de plátano y avena con arándanos tienen una elaboración más sencilla de lo que en un primer momento pueda parecer. Se trata de «aplastar con un tenedor un plátano maduro hasta obtener una textura puré y mezclar con copos de avena hasta tener una masa moldeable. Se hacen bolitas, se aplastan para darles forma de galleta y se hornean arriba y abajo a 150-180 grados durante 15-20 minutos o hasta que estén doraditas. Se puede añadir coco rallado, frutos secos, fruta seca como uvas pasas o como, en este caso, arándanos congelados, que añadimos a mitad del horneado».

Contiene fibra, vitaminas y minerales como el potasio.

Miércoles

Yogur natural con frutas y chocolate negro. Una combinación completísima que aporta «fibra, proteínas de calidad, grasas saludables, vitaminas y minerales como el calcio».

Jueves

Una alternativa fácil, rápida y tremendamente versátil. «Es recomendable que los frutos secos sean sin sal y sin freír, crudos o tostados», advierte la especialista. El queso puede ser fresco o tierno.

Aporta principalmente fibra, proteínas de calidad, grasas saludables, vitaminas y minerales como el calcio.

Viernes

A pesar de que es complicado encontrar versiones de cereales de desayuno sin azúcar añadido, los copos de maíz son una de las alternativas más recomendables. Eso sí, comenta Pérez, «también existe su homólogo con azúcar, por lo que se debe revisar la lista de ingredientes a la hora de hacer la compra. Lo podemos complementar con una pieza de fruta, tanto en el momento del desayuno como a media mañana».

Contiene fibra, proteínas de calidad, vitaminas y minerales. 

Votación
40 votos
Comentarios

Trucos y recetas saludables para conseguir que los niños desayunen