Joan Roca: «Cuando empezamos nadie quería ser cocinero»

SABE BIEN

ANDER GILLENEA

Junto a sus hermanos Josep y Jordi, fue proclamado varias veces mejor chef del mundo, al frente del Celler de Can Roca, punta de lanza de un proyecto culinario cimentado en la «magia que lleva a la cocina a un estadio distinto».

07 ene 2018 . Actualizado a las 13:09 h.

Los hermanos Roca (el chef Joan, el sumiller y jefe de sala Josep y el repostero Jordi) son el alma del Fórum Gastronómico de Gerona, localidad donde se encuentra su Celler de Can Roca, restaurante fundado en 1986, acreedor de tres estrellas Michelin y considerado el mejor del mundo en varias ocasiones. La cercanía espiritual es la guinda de los Roca al acreditado nivel culinario de su trabajo. Ambos son correspondidos con un extremo cariño del público que sale a su encuentro en cualquier ámbito, aunque nunca haya tenido la oportunidad de ser cliente comensal del Celler. La Voz es testigo de excepción de esta circunstancia, en plena charla con el afable Joan Roca (Gerona, 1964).

-Atendiendo a los autógrafos que firman y las fotografías que les piden por la calle, parecen ustedes verdaderas estrellas del rock.

-No... je je. Somos roqueros, que es diferente... je je.

-Es abrumador.

-Es un momento dulce que vive la gastronomía. Es bonito. Quién nos los iba a decir. Cuando empezábamos en esto nadie quería ser cocinero.