«Mi meta es mejorar 365 días al año y, por supuesto, disfrutar»

El director gastronómico del Grupo Alborada ha cautivado en el Congreso Internacional de Chefs más importante de Estados Unidos.


Iván Domínguez ya puede decir que ha sido el primer gallego en participar en StarChefs, el Congreso Internacional de Chefs más importante de EE.UU. «Fue una tarde sensacional», dice tras su intervención y ya con la satisfacción del deber cumplido ante 1.800 asistentes de todo el sector, a nivel mundial. Todos ellos aprendieron de su Cocina Atlántica, esa que habla de equilibrio de sabores y que trata las algas y los productos de cercanía.

Bajo esta premisa, Iván presentó sus propuestas en la otra orilla del Atlántico, en Nueva York: «La idea era acercar la gastronomía gallega a base de productos que hablan de Galicia y reforzados por el estilo de cocina que realizamos en Alborada». Así, la sutileza y la elegancia que definen la personalidad de este restaurante estrella Michelín frente a la Ría de A Coruña, viajaron 5.300 km para dejar a los americanos con la boca abierta.

Tras la tensión de la mañana poniendo a punto el material con el que iba a presentarse, llegó el momento en el que Iván defendió su «militancia atlántica» y demostró por qué la cocina gallega es un referente a nivel nacional e internacional. Su showcooking consistió en un primer plato con vieira en cocina curada en agua de mar y con unas cremas de raíces y un alga percebe. El segundo, un pulpo recién cocido con guiso de pulpo y tendones de ternera y con alga de cocción más larga.

De manera cercana, las preguntas de los presentes no tardaron en llegar y desde el escenario, el coruñés demostró el por qué de su humilde triunfo, con planes de futuro: «Mi meta es mejorar 365 veces al año, ser un poco mejor cada día en todos los sentidos. Quiero seguir haciendo que los clientes que nos visitan disfruten y por supuesto disfrutar yo, porque eso es una señal de que todo va bien».

Desde Brooklyn, el barrio en el que nació Woody Allen, Barbra Streisand o Lenny Kravitz, Iván Domínguez no dejó de reconocer que el país de las hamburguesas es mucho más que eso: «La diversidad y riqueza de ingredientes que tienen los americanos no la tenemos nosotros, pero en cuanto a calidad, sobre todo en cuanto a mar, Galicia es inigualable».

Las diferencias también las marca el tiempo y las alturas: «Es increíble lo pequeño que te hace sentir esta ciudad. Llegué el domingo, di un paseo por Manhattan y me quedo con la gran necesidad de tiempo, pero Coruña no lo cambio. El poder cruzar la ciudad en 20 minutos, eso no lo cambia nadie», dice con acierto.

Y es que en la Gran Manzana, a Iván le faltaría su lugar en el mundo, el Faro de Punta Cabalo en la Illa de Arousa. Tampoco sabría igual su plato preferido, los huevos fritos con patatas, pimientos de Padrón y chorizo, pero eso sí, si algo ha conseguido este chef es que los gallegos que viven al otro lado del Atlántico tengan más posibilidades de beneficiarse de los conocimientos que el Mejor Cocinero Gallego 2015, ya ha transmitido con orgullo en la capital del mundo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Comentarios

«Mi meta es mejorar 365 días al año y, por supuesto, disfrutar»