Besteiro sobre el relevo de gerentes de áreas sanitarias: «Fanse cambios porque a sanidade en Galicia non funcionaba ben»

La Voz

GALICIA

Nicolás Casares y José Ramón Gómez Besteiro este lunes en el Parlamento de Galicia
Nicolás Casares y José Ramón Gómez Besteiro este lunes en el Parlamento de Galicia XOÁN REY | EFE

Los socialistas reclamarán al Parlamento de Galicia unanimidad para apoyar que el gallego sea oficial en la Unión Europea

13 may 2024 . Actualizado a las 14:13 h.

Los relevos en las gerencias de las áreas sanitarias del Sergas producidos este fin de semana son, para el líder de los socialistas gallegos, José Ramón Gómez Besteiro, la confirmación de que «a sanidade en Galicia non funcionaba ben».

«O propio PP recoñece que as cousas non se estaban facendo ben, se non para qué serían necesarios eses cambios?», valoró Besteiro durante una rueda de prensa ofrecida este lunes en el Parlamento de Galicia, tras ser preguntado por los últimos nombramientos de Sanidade. El sábado se confirmó que  Félix Rubial y Eloína Núñez dejaban las áreas sanitarias de Ourense y Santiago, respectivamente, y era sustituidos por José Santiago Camba y Ángel Facio. Este último dejó libre la gerencia del área de Ferrol, a la que se ha incorporado Fernanda López Crecente.

«Tal e como diciamos nós hai quince días, eses relevos confirman que teñen que producirse cambios. Veremos se producen efectos, se levan aparelladas máis eficacia e máis eficiencia», indicó el socialista.

Iniciativas para promover el gallego como oficial en la UE

Antes del turno de preguntas, Besteiro, acompañado del eurodiputado socialista Nicolás Casares, presentó una serie de iniciativas que el PSdeG presentará en el Parlamento en defensa del idioma gallego, coincidiendo con la celebración el viernes del Día das Letras Galegas y para evitar que el «maior patrimonio inmaterial» de la comunidad «siga esmorecendo ano tras ano».

Así, los socialistas han presentado una proposición no de ley para apoyar que el gallego sea reconocido como lengua oficial de la Unión Europea. Besteiro reclamó el consenso de la Cámara autonómica para impulsar esta petición, así como para reclamar que se modifique el reglamento del Senado y la lengua gallega pase a ser usada de manera oficial en las sesiones, como ya ocurre en el Congreso de los Diputados.

«O primeiro é dar exemplo desde as institucións. Quen di promover o uso da lingua, e logo se opón a que sexa utilizada como unha lingua oficial no Senado ou no Parlamento Europeo, perde toda credibilidade. E iso foi o que fixo o PP», afeó el líder del PSdeG.

En esa línea, el candidato a repetir como eurodiputado, Nicolás Casares, consideró que son los populares los que «están bloqueando ou tratando de matar esta iniciativa nas diferentes institucións europeas». Aseveró que la petición en el Parlamento europeo está pendiente de un informe «que non chega polo bloqueo do PP» y que también son los gobiernos populares europeos los que están intentando que no se debata la oficialidad del gallego en el Consejo de Europa.

«Se o Parlamento galego por unanimidade ratifica esta iniciativa será máis fácil que conquira máis pulo na UE», afirmó Casares, reclamando al PP que salga de las posiciones «en contra do galego e doutras linguas oficiais». El eurodiputado destacó que la consideración del gallego como lengua oficial en la Unión garantizaría su uso en las instituciones y que la documentación estuviese también en el idioma de la comunidad, «o cal suporía un gran impulso ao seu coñecemento en todo o continente». Y recordó que actualmente hay en la UE 24 lenguas oficiales, «cinco delas con menos falantes que o galego».

«Fin ao Procés» en Cataluña

Al inicio de la comparecencia, Gómez Besteiro felicitó al candidato socialista en las elecciones catalanas celebradas ayer, Salvador Illa. El secretario xeral del PSdeG consideró que su victoria electoral supone «poñer fin ao Procés» y confirma que la política de Pedro Sánchez ha logrado «resolver o conflicto catalán».

El socialista gallego leyó el resultado de los comicios de este domingo como un «poñer fin a unha dinámica histórica do independentismo en Cataluña». «Cando goberna o PP é unha fábrica de independentistas», aseguró, contraponiéndolo a una política, la que atribuye a Pedro Sánchez, capaz de llevar a Cataluña «a concordia, a paz, a tranquilidade e o diálogo».