Mensaje de Óscar Puente a Portugal y Francia: hay que afrontar los tramos transfronterizos de la red ferroviaria

La Voz REDACCIÓN / LA VOZ

GALICIA

El ministro de Transportes y Movilidad Sostenible, Óscar Puente
El ministro de Transportes y Movilidad Sostenible, Óscar Puente Matias Chiofalo | EUROPAPRESS

Los dos países vecinos han retrasado los proyectos de conexión con España

04 abr 2024 . Actualizado a las 09:21 h.

El ministro de Transportes y Movilidad Sostenible, Óscar Puente, defendió este miércoles en Bruselas la importancia de avanzar en el camino hacia la descarbonización del transporte de pasajeros y mercancías. Un objetivo que pasa, aseguró, por completar la Red Transeuropea de Transporte (RTE-T), especialmente los tramos transfronterizos, y por hacer realidad una liberalización ferroviaria sin barreras en todos los Estados miembros. Un mensaje que va dirigido de forma indirecta a Portugal y, en mayor medida, a Francia. Ambos países han retrasado los proyectos de conexión que enlazarían con la red ferroviaria española, especialmente en lo que respecta al corredor atlántico.

Ante este contexto, el ministro emplazó a todos los países de la UE a cumplir con sus compromisos para poder completar la red en los plazos establecidos y, así, aprovechar todo el potencial del ferrocarril para conseguir una movilidad sostenible y sana en toda Europa. La red básica debería estar en marcha antes del 2030, pero muy pocos proyectos se acercan al plazo marcado por el reglamento. Para completarla pidió presupuestos «más ambiciosos».

La paradoja es que, mientras que la Xunta le echa en cara al Ministerio de Transportes los escasos avances en el corredor atlántico noroeste, el jefe de este departamento se lanza a animar a otros países a ejecutar estas infraestructuras. «Si queremos contar con una red ferroviaria europea de altas prestaciones que contribuya a la descarbonización, debemos hacer un esfuerzo para completar la Red Transeuropea de Transporte en los plazos establecidos en el reglamento, y debemos seguir el ritmo del proceso de liberalización, eliminando barreras para los operadores ferroviarios en un entorno de competencia leal», dijo aludiendo de forma indirecta a la política de precios de la operadora francesa Ouigo y a las trabas que pone el Estado francés a la entrada de Renfe en su mercado. «Es fundamental que todos los Estados miembros acaten nuestros compromisos acordados a nivel europeo», defendió en el consejo informal de ministros de Transportes de la UE.

Por otra parte, la comisaria europea de Transportes, Adina Valean, conmemoró este miércoles en el seno de las jornadas 'Conectando Europa' la red Transeuropea de Transporte como una «historia de éxito» que sienta las bases para el futuro del transporte europeo de los próximos 25 años.

La titular de Transportes destacó durante su discurso inaugural de esas jornadas que el reglamento revisado para el desarrollo de la red Transeuropea de Transporte (RTE-T) no se limita a «actualizar» una normativa de hace diez años, sino que blinda el futuro del transporte ante las amenazas climáticas y geopolíticas colocando la resiliencia en el centro.

«La red contribuye a garantizar que nuestro mercado interior funciona como debe, manteniendo la competitividad de la Unión, asegurando la cohesión territorial y conectando a los ciudadanos», remarcó Valean en su intervención. La nueva legislación, acordada en diciembre del 2023, tiene como objetivo garantizar una movilidad fiable y sostenible en toda Europa y entrará en vigor previsiblemente a finales de mayo o principios de junio.

Por otro lado, el delegado del Gobierno en Galicia, Pedro Blanco, se refirió ayer a los plazos para la puesta en servicio de los trenes Avril. «Quiero recordar, una vez más, que hablamos de los Avril porque la alta velocidad llegó a Galicia», dijo.