El ministerio de Educación sitúa a Galicia como la comunidad que menos incrementa el gasto educativo

La Voz SANTIAGO

GALICIA

Foto de archivo de una ruta de transporte escolar público, un servicio en donde destaca el gasto en Galicia
Foto de archivo de una ruta de transporte escolar público, un servicio en donde destaca el gasto en Galicia Sandra Alonso

La inversión se elevó un 1,4 %, hasta los 2.842 millones de euros, frente al 5,7 % que subió en la media estatal

03 abr 2024 . Actualizado a las 05:00 h.

El Ministerio de Educación ha publicado la estadística del gasto público en educación del año 2022, un gasto que corresponde en gran medida a las comunidades. En total, sumando también la inversión del Ministerio y de otras administraciones, se destinaron durante ese período más de 63.000 millones de euros a las políticas educativas, lo que supone casi un 6 % de incremento en relación al 2021. Ese año, Galicia también elevó esta inversión, pero en menor medida que las consejerías de otras autonomías, según los datos provisionales. Son en este caso más de 2.842 millones de euros, un 1,4 % más que el año anterior, frente al 5,7 que aumentó en el conjunto de comunidades

En esa relación de comunidades destaca Valencia, en donde la inversión pública en educación creció un 10,5 %; La Rioja, con un 9,2 %; o Navarra, con casi un 8 %. Tras Galicia, la autonomía con menor incremento es Extremadura, con un 3,4 %. Hay que recordar que más del 84 % de la financiación está en manos de los gobiernos autonómicos.

La Xunta defiende su inversión en el área educativa. «É unha das súas grandes prioridades, e así se reflicte nos datos dos orzamentos, que non pararon de medrar nos últimos anos», explican desde la consellería. Consideran además que hay otro dato  «máis relevante», que es el gasto por estudiante. «Somos unha das comunidades que más inviste por alumno, con 8.075 euros por alumno, fronte aos 7.043 de medida de España; só nos superan Euskadi e Navarra, que teñen un réxime fiscal propio, e Cantabria e Asturias», apuntan.

Un tercio a infantil, primaria y especial

El 33 % de la inversión en educación se destina a las etapas de infantil, primaria y educación especial, aunque le sigue muy de cerca la secundaria y formación profesional, con un 30,4 %. La educación universitaria roza el 20 % y becas y ayudas al estudio el 5 %. El resto se destina a otros capítulos como otras enseñanzas, formación profesional acreditable a personas trabajadoras o administración. Respecto al PIB, supone el 4,71 % del Producto Interior Bruto del Estado, aunque si se deducen los gastos financieros la cifra se quedaría en un 4,68 %. 

¿Quién sufraga la educación?

Si se analiza el porcentaje que aporta cada administración, la educación pivota fundamentalmente en las consejería de educación. A ellas les corresponde más del 84 % del gasto público, el Ministerio de Educación no llega al 10 % mientras que al resto de consejerías y ministerios les corresponde otro 7,6 %. Se completa con otro 7 % de cotizaciones sociales y los porcentajes no suman el cien por cien porque no se detraen las transferencias entre administraciones y las partidas de ajuste. 

La privada se lleva el 12 % 

Conciertos y subvenciones a centros de titularidad privada suponen en el conjunto del Estado casi el 12 % del gasto público, 7.495 millones de euros. En Galicia son 337 millones, de los que 187 son para educación infantil, primaria y especial, y otros 132 para secundaria y formación profesional. Tres autonomías —Andalucía, Cataluña y Madrid— copan la mitad de los fondos dirigidos a la enseñanza privada, más de 3.600 millones de euros. 

Uno de los capítulos que absorbe más fondos públicos en la comunidad gallega es el transporte escolar. La dispersión geográfica obliga a articular miles de rutas que suman más de 43 millones de euros anuales, casi un diez por ciento del total. Esto provoca que Galicia sea la cuarta autonomía con más gasto en este ámbito, muy por encima de otras que tienen mucho más alumnado, como Madrid y Cataluña. Por delante de Galicia solo figuran Andalucía, Valencia y Castilla y León, esta última una región también muy afectada por la dispersión.  

Ministerio y comunidades destinan a becas más de tres mil millones de euros, y la mayoría se gestionan directamente desde el Gobierno central. Solo mil millones parten de las administraciones educativas de las autonomías, y de ellas 467 se corresponden a Andalucía. Galicia destina a becas 22 millones.