La avería de un camión obligó a cortar la A-6 a su paso por Pedrafita

André Siso Zapata
André S. Zapata LUGO / LA VOZ

GALICIA

La imagen de la cámara de la DGT en el momento de la retención
La imagen de la cámara de la DGT en el momento de la retención DGT

Los vehículos fueron desviados por la N-6 desde el kilómetro 438 en dirección Madrid durante casi una hora

30 nov 2023 . Actualizado a las 13:57 h.

Apenas cinco días ha durado la normalidad en la circulación vial en Pedrafita do Cebreiro. Menos de una semana después de que se cortase el desvío construido para aligerar el tráfico tras el derrumbe del viaducto de O Castro, una nueva incidencia hizo colapsar la circulación por carretera en la frontera entre Galicia y la Meseta. 

Desde el pasado viernes, 25 de noviembre, el baipás habilitado por el Ministerio de Transportes en la salida del túnel de Pedrafita, en la A-6, quedó cerrado. Por lo tanto, todo el tráfico en dirección Madrid tendría que volver a pasar por el centro de la localidad. Sin embargo, cinco días después, la avería de un camión en la subida de la autovía hacia Pedrafita, en el kilómetro 432, obligó a cortar de nuevo la A-6. Tras menos de una hora de trabajos, la normalidad volvió a la zona.

La incidencia fue notificada por la Dirección General de Tráfico (DGT) a las 13.00 horas. Un vehículo de grandes dimensiones sufrió una avería justo en el enlace entre la A-6 y la localidad de Pedrafita. Tras él, decenas de vehículos quedaron agolpados en la autovía sin poder moverse. 

Desvío por la N-6 durante diez kilómetros

Agentes de la Guardia Civil trabajaron en el lugar durante cerca de una hora para regular el tráfico, que quedó completamente colapsado. Por ello, la DGT ordenó cortar la circulación desde el kilómetro 438, donde los vehículos debían desviarse por la N-6 para llegar a Pedrafita y continuar por la nacional hasta el kilómetro 428, donde se reincorporaban con normalidad a la autovía.

El recorrido por la nacional es ligeramente más largo que por la autovía, que permaneció cortada hasta que se pudo desbloquear el tramo donde quedó averiado el camión. Al filo de las 13.30 horas, el vehículo fue retirado y la circulación volvió poco a poco a la normalidad. 

Durante estos cinco días, los conductores debían abandonar la A-6 justo en esa salida, ya que el cierre del baipás impedía cruzar el túnel de Pedrafita, donde hasta el 25 de noviembre coches y camiones accedían a la localidad para seguir su camino por la N-6 hasta bien entrados en la Comunidad Autónoma de Castilla y León.

Esta incidencia se produce apenas una semana antes de la Operación Salida prevista para el próximo miércoles, día de la Constitución y festivo nacional. Un día que, además, conformará enorme puente gracias al viernes, también festivo, y que se conectará con el fin de semana hasta el lunes 11, donde se prevé la Operación Retorno. De esta forma, la principal entrada y salida de Galicia hacia la Meseta ha quedado, una vez más, comprometida por una incidencia aislada.