Todos los centros escolares tendrán un «punto laranxa» para denunciar casos de acoso

Xosé Vázquez Gago
X. Gago SANTIAGO

GALICIA

Los niños que sufren acoso escolar pueden tender a aislarse por inseguridad
Los niños que sufren acoso escolar pueden tender a aislarse por inseguridad Tjook

Los puntos seran físicos y virtuales, garantizarán el anonimato y forman parte del nuevo plan de la Xunta para combatir los abusos en la Red y en el mundo real

23 nov 2023 . Actualizado a las 19:58 h.

«Os abusóns non teñen cabida no sistema educativo galego», afirmó hoy jueves Alfonso Rueda en la presentación del plan de la Xunta para combatir el acoso y el ciberacoso en los centros escolares.

Una de las principales medidas del plan es la creación de una red de «puntos laranxas» en los centros educativos y otros espacios juveniles como las residencias de estudiantes.

Esos puntos serán físicos y virtuales. Serán cajas de correo con una imagen común y un color uniforme para que sean reconocibles por los estudiantes. A través de ellos, los alumnos podrán comunicar o denunciar las situaciones de acoso que estén padeciendo ellos o terceros. Esas comunicaciones serán anónimas.

Los puntos serán gestionados por equipos de actuación contra el acoso escolar, que estarán integrados en cada centro por el orientador y el coordinador de bienestar emocional, además de otros profesionales. Los alumnos tendrán así un equipo de referencia al que dirigirse. La Xunta actualizará el protocolo de acoso y ciberacoso, con el fin de que los docentes dispongan de un proceso de actuación para esos casos.

El plan de la Xunta, que estará vigente hasta el 2025, prevé también acciones formativas específicas para los profesores, con el fin de que puedan identificar la situaciones de acoso con más facilidad y tengan recursos para atender esos casos. El Gobierno gallego contará con profesionales del sector sanitario y de la Administración de Justicia para facilitar esa formación a los docentes.

Además se facilitará formación específica a la dirección de los centros, a la inspección educativa, a los coordinadores de bienestar y también a los tutores.

El plan prevé además estrechar la colaboración con las familias para prevenir el acoso y el ciberacoso. Una de las medidas previstas es la creación de un canal digital con información, contenidos formativos y materiales para ayudar a la detección temprana de esos casos. El canal dará información a las familias sobre los cambios que el acoso puede causar en la conducta de sus hijos.

El proyecto también incluye al alumnado, al que se facilitarán propuestas educativas para fomentar la empatía, la solidaridad y la mejora de las relaciones interpersonales desde edades tempranas. Esas propuestas fomentarán la aceptación de la diversidad y el respeto, además de darles información que les permita evitar situaciones de riesgo.

Ese último apartado se centrará en especial en el uso de Internet. El Gobierno gallego destacó entre otras acciones el programa Harmonía, que se centrará en la educación en la diversidad, las actuaciones con menores de edad con medidas judiciales o lo que estén en riesgo de exclusión social. También se creará un premio por la colaboración contra el acoso y programas de alumnos que ayuden a combatirlo.