La enfermera gaditana que criticó tener que aprender catalán en Cataluña ya despreció antes el gallego

La Voz

GALICIA

Captura de un vídeo de la enfermera gaditana relacionado con el gallego
Captura de un vídeo de la enfermera gaditana relacionado con el gallego

Grabó un vídeo en el hospital censurando que le pidan C1 de catalán para opositar en la comunidad; ahora dice estar tramitando la baja «por estrés» y tener miedo a recibir una «paliza»

04 mar 2023 . Actualizado a las 20:23 h.

Con su cuenta de Tik Tok ilocalizable en la red social, la enfermera gaditana que sembró la polémica con su vídeo, grabado sin mascarilla en el Hospital Vall d'Hebron y criticando tener que sacarse «el puto C1 de catalán» para opositar en Cataluña, sigue en boca y teclado de muchos.

Varios usuarios de redes sociales han recordado que este no ha sido el primer menosprecio de la chica hacia los otros idiomas oficiales de España. Algunas publicaciones han recuperado un vídeo en el que se jactaba de no entender el gallego. «Cuando vives en galicia --la minúscula es suya--, preguntas en castellano y te responden en gallego» figura impresionado sobre un vídeo en el que ella y otras dos jóvenes ponen caras tontas de no comprender.

«Si no os gusta cómo responden en Galicia, no preguntéis. Y si no, viento, que nadie os mandó venir», les contesta la usuaria @nee_smile en una respuesta de principios del año pasado.

Más allá de las críticas que ha recibido y sigue recibiendo la joven enfermera natural de Cádiz, su vídeo ya le ha acarreado la apertura de un expediente por parte del departamento de Salut de la Generalitat catalana y de una investigación sobre las circunstancias en que grabó el vídeo por parte del hospital barcelonés en el que trabaja desde julio.

Por su parte, la joven ha asegurado al diario El Mundo que, tras su publicación afirmando que «Se sacará el C1 mi madre porque yo no» para «sacarnos... ¿Cómo se llama esto?... Oposición --palabra que tiene que decirle una de sus compañeras--», ha recibido «un montón de amenazas» y le da «mucho miedo salir a la calle» ante una posible «paliza».

La gaditana afirma que está recibiendo «apoyo psicológico» y «tramitando la baja por estrés», aunque no va a dejar el contrato que la liga a la Vall d'Hebron hasta finales de marzo.

En sus declaraciones también dice estar «muy arrepentida» del vídeo y aprovecha para «pedir disculpas a todos los que se hayan sentido ofendidos» por él.