Rueda valora movimientos «puntuais de reforzo» de médicos entre centros de salud cuando sea necesario

Manuel Varela Fariña
M.Varela SANTIAGO / LA VOZ

GALICIA

XOAN A. SOLER

Califica el cierre de puntos de atención sanitaria como una «liña vermella» que ni se debatió en la reunión con los colegios profesionales ni se contempla

01 dic 2022 . Actualizado a las 23:53 h.

La reestructuración de la atención primaria podría pasar por una nueva organización de las plantillas en los puntos de atención continuada (PAC) que permita reagruparlos y movilizarlos en función de la demanda existente en un momento puntual. Al término del Consello de la Xunta celebrado hoy, el presidente Alfonso Rueda indicó que el Gobierno gallego valora «a posibilidade de facer movementos de recursos humanos puntuais de reforzos cando sexa necesario facelo», respondió tras ser preguntado por esa reorganización a la que aludió el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, tras la reunión que ambos mantuvieron con los representantes del Consello Galego de Médicos.

Los participantes en esa cumbre del martes siguen ofreciendo pequeñas píldoras de los temas que se abordaron en ella, si bien todos han coincidido en señalar que «en ningún caso» se valoró el cierre de ambulatorios. Rueda lo situó como una «liña vermella» que ni se contempla, recordando que la Xunta «ten en marcha un proxecto ambicioso de construcción de novos centros». Lo que sí es una opción a la que se abre el Gobierno gallego para paliar el déficit de facultativos en algunos puntos es la posibilidad de hacer «movementos puntuais» de personal a centros donde sea «máis necesario» garantizar la prestación.

«O ideal sería cubrir todas as vacantes», expuso el titular de la Xunta para reclamar, de nuevo, que el Gobierno amplíe el número de plazas mir para compensar las jubilaciones o los desplazamientos hacia servicios de urgencias. Hasta entonces, cobra peso la alternativa de «proceder a movementos de reestructuración temporal», que se analizarían en función de la situación. Eso sí, insistió, «sen pechar centros». «Podería falarse de moito máis a longo prazo», añadió Rueda, que por ahora contempla «priorizar e distribuír temporalmente» los recursos de los que dispone el Sergas «co maior consenso posible», incluyendo en la ecuación a colegios médicos y organizaciones sindicales para avanzar hacia una «modernización continua».

Otro de los puntos tratados en la reunión del martes fue proceder al análisis de la compatibilidad de la actividad pública de los médicos con la privada, algo que cree que puede servir para «recuperar profesionais» para la sanidad pública. «A día de hoxe, hai profesionais de medicina que por esta incompatibilidade optan pola privada. Se se abre posibilidade de compatibilizar, haberá profesionais que poidan estar en ambas actividades cumplindo os seus horarios», observó Rueda. 

 OPE de 1.294 plazas

El Consello de la Xunta aprobó la convocatoria de 1.294 plazas del Sergas en la oferta de empleo público (OPE) ordinaria correspondiente a este 2022, acordada esta semana en la mesa sectorial, que se suma a las 2.568 plazas ya publicadas a través de la convocatoria extraordinaria del pasado mes de mayo para reducir la temporalidad, y también a los 106 puestos de médico de primaria que se convocaron por concurso de méritos.

En total, el Ejecutivo gallego afirma que la oferta de plazas en el Sergas este año ascenderá a más de 5.650, al sumar las plazas pendientes de las ofertas del 2020 y el 2021. El grueso de ellas serán para personal de enfermería (2.015 plazas), pero también habrá 429 para auxiliares de la función administrativa, 238 para enfermeras especialistas, fisioterapeutas o terapeutas ocupacionales, o 48 para farmacéuticos y odontólogos, entre otras categorías.

Las vacantes para facultativos no se incluyen, ya que esas nuevas plazas se convocarán a través del sistema de concurso de méritos, por lo que requerirán una oferta de empleo público diferenciada. Con todo, Rueda recordó que este mismo mes está previsto que tomen posesión 1.017 médicos que ya aprobaron su correspondiente oposición.

El presidente también explicó que el número de vacantes que se ofertan para médicos de familia no es mayor debido a la ausencia de demandantes: «É moi difícil ofertar novas prazas se non hai persoas». 

En la reunión semanal del Gobierno gallego también se acordó, dentro del ámbito sanitario, la contratación por 10,2 millones de euros del servicio de atención telefónica del 061.

Los médicos acusan a Comesaña de «imputar a los demás» propuestas y decisiones «que solo le corresponden a él»

M.Varela

La larguísima cumbre mantenida entre representantes de los colegios médicos y la Xunta sigue arrastrando consecuencias 48 horas después. El conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, abandonó un encuentro que definió como «fructífero» con el compromiso de «estudar»  una reestructuración de los centros de atención primaria a propuesta de los profesionales. El Consello Galego de Médicos publica hoy un comunicado, consensuado a lo largo del día de ayer, en el que muestran su «más profundo malestar y rechazo» a estas declaraciones. «En ningún caso son responsabilidad de los Colexios Médicos, decisiones de gestión como un eventual cierre o reorganización de los PACs. Esas medidas, de ser tomadas, corresponden en exclusiva a las autoridades sanitarias competentes», exigen.

Seguir leyendo