El PP lleva al Parlamento de Galicia la reforma del delito de sedición

La Voz SANTIAGO / LA VOZ

GALICIA

El viceportavoz del grupo popular en el Parlamento, Alberto Pazos.
El viceportavoz del grupo popular en el Parlamento, Alberto Pazos. Lavandeira jr | EFE

Presentarán una proposición no de ley para que los diputados socialistas «non se poñan de perfil»

14 nov 2022 . Actualizado a las 14:32 h.

El PPdeG quiere que los socialistas se pronuncien ante la reforma del delito de sedición planteada por el Gobierno central e insta a que dejen de «poñerse de perfil» o hacer críticas «coa boca pequena» sobre una decisión que «non é digna» y supone una «sumisión» a los independentistas. Para ello, han registrado una proposición no de ley en el Parlamento para que la oposición se pronuncie ante esta «reforma que debilita o sistema constitucional», según indicó esta mañana el viceportavoz parlamentario del PPdeG, Alberto Pazos, en la rueda de prensa posterioir a la reunión del grupo popular.

En la iniciativa, el PPdeG solicita la retirada «inmediata» de esta reforma -aunque tendrá que hacerlo a través de la Xunta, ya que el Parlamento no puede instar directamente al Gobierno central- que consideran que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, presentó con el único objetivo de «mantenerse en el poder». Pazos reclamó a todos los partidos tener «mirada larga e visión de Estado» frente a esta pretensión y apoyar la iniciativa planteada por el PPdeG.

El partido también ha presentado otra proposición no de ley para reclamar una programación para celebrar el próximo año el 45 aniversario de la aprobación de la Constitución, porque considera que debe ser «recoñecida no momento no que está a sufrir o maior ataque» por parte de los independentistas con el «asentemento» del Gobierno.

Además, en el próximo pleno del Parlamento que se inicia el martes día 22, cuyo orden del día organizará mañana la Junta de Portavoces, se incluirá el inicio del debate por el trámite de lectura única del proyecto de ley de la subida adicional del 1,5 % este año a los empleados públicos para compensar la subida de la inflación.