Rueda exige al Gobierno salir de la cumbre hispano-lusa con un calendario para la conexión por alta velocidad

Manuel Varela Fariña
m.varela SANTIAGO / LA VOZ

GALICIA

El túnel de ocho kilómetros que accede a la estación de Urzaiz, en Vigo, carece de cobertura
El túnel de ocho kilómetros que accede a la estación de Urzaiz, en Vigo, carece de cobertura Oscar Vázquez

El presidente gallego reclama su presencia en el encuentro y enviará una carta a Pedro Sánchez con asuntos «prioritarios» para Galicia

03 nov 2022 . Actualizado a las 18:02 h.

La Xunta no estará en la cumbre hispano-lusa que se celebra mañana en Viana do Castelo, una ausencia que ha sentado mal en el Gobierno gallego. El presidente Alfonso Rueda criticó que Moncloa «non atopara ningunha maneira de permitir a participación dunha comunidade que ten as relacións máis estreitas co país veciño». La intención del titular de la Xunta era contar con una posición protagonista en el encuentro ibérico para debatir sobre los asuntos que considera «prioritarios» para la comunidad. «Gustaríanos ter unha presenza aí para falar. Estamos a unha hora en coche da fronteira onde se producen intercambios diarios entre Galicia e Portugal», criticó Rueda, que remitirá hoy una carta al presidente del Ejecutivo central, Pedro Sánchez, con esas claves «imprescindibles» que debe tratar con su homólogo portugués, António Costa. 

El jefe del Gobierno gallego enumeró temas como la conexión de alta velocidad ferroviaria y las infraestructuras transfronterizas tras la reunión del Consello de la Xunta. El principal asunto que incluye esta carta es que la cumbre concluya con «un calendario con prazos e compromisos orzamentarios» por parte de España, «ao nivel do Goberno portugués», para conectar Vigo y Oporto con un tren de alta velocidad. «Estamos preocupados coa inconcreción», reconoció Rueda.

«Din que non hai presa, pero para infraestructuras como esta hai que facer as cousas con moito tempo. Xa vimos a demora co AVE e non queremos que pase o mesmo», continuó el presidente de la Xunta, que recordó que en los proyectos de Presupuestos para el próximo año solo se incluyen 30.000 euros para la conexión ferroviaria. «O Goberno de España xa renuncia no 2023 á construcción da parte que nos corresponde», lamentó. 

El segundo asunto que planteará el Gobierno gallego es la redacción de un «estatuto do traballador transfronteirizo», ya que los «miles» de empleados que cada día cruzan la frontera entre Galicia y Portugal precisan «un rexime común que recoñeza esta relación peculiar» entre los dos territorios.

El Parlamento había aprobado por unanimidad en septiembre, en una comisión, que el Gobierno central avance en la conexión ferroviaria de alta velocidad entre Galicia y Portugal a través de la salida sur en Vigo y que se profundizase en la creación del Estatuto del Trabajador Transfronteirizo, además de apoyar la presencia de los presidentes de las comunidades autónomas fronterizas en la Cumbre Ibérica. 

Nuevo desencuentro

El presidente de la Xunta no ha sido invitado a la cumbre hispano-lusa. Sí lo estuvo para la hispano-alemana celebrada en A Coruña el mes pasado, a la que no asistió por haber recibido ese convite 48 horas antes de su celebración. Rueda califica ambos casos de «cousas diferentes», pero que evidencian un nuevo desencuentro entre ambas administraciones. «Teño o maior interese en que haxa unha boa relación co Goberno central», respondió tras ser preguntado por los periodistas. Recordó su reunión con Pedro Sánchez en junio, de la que salió satisfecho tras lograr varios compromisos que le había trasladado en ese encuentro. «Nada diso tivo lugar», negó.

«Hai incumprimentos graves. A deles inflúen moito co paso do tempo: como os fondos Next Generation, a reparación do viaducto da A6, o retraso do AVE ás cidades, co ano Xacobeo perdido, ou a non creación de prazas do mir. Se todo iso fose realidade, sería o primeiro en dicir que Goberno cumple», añadió.

Las buenas conexiones del Sa Carneiro facilitan a las compañías navieras convertir a Oporto en uno de sus puertos base.

Portugal prioriza el tren rápido a Galicia para reforzar todavía más al aeropuerto de Oporto

Carlos Punzón

El Gobierno de Portugal es consciente de que al norte de su país se concentra mucha más población que la que hay entre Lisboa y el centro de la Península. «España es muy bella, no es solo Madrid», advierte el primer ministro luso, Antonio Costa, para insistir en que la línea de alta velocidad ferroviaria prioritaria para su país es la que unirá Lisboa con Oporto y Vigo, para enlazar con el resto del eje atlántico.

Y esa prioridad y mayor rentabilidad, además de venir determinada por la intención de mejorar las conexiones entre Lisboa y Oporto, eliminar tráfico rodado y reducir el número de aviones en su puente aéreo, también se fundamenta en el convencimiento de que la alta velocidad atraerá visitantes, viajeros, empresas y capitales de Galicia.

Seguir leyendo