La Xunta declara prealerta por sequía en la mayor parte de la cuenca Galicia-Costa

O. P. SANTIAGO / LA VOZ

GALICIA

Embalse del río Umia en Caldas con poco caudal de agua
Embalse del río Umia en Caldas con poco caudal de agua CAPOTILLO

El abastecimiento está garantizado por el momento, pero las bajas precipitaciones y caudales de ríos así lo aconsejan

07 feb 2022 . Actualizado a las 19:06 h.

La Xunta declaró este lunes el estado de prealerta por sequía en 12 de los 19 sistemas de abastecimiento de la demarcación hidrográfica Galicia-Costa, que es en la que tiene competencias Augas de Galicia. Son los que van de la ría de Baiona a la de Betanzos. La conselleira de Infraestruturas, Ethel Vázquez, anunció la medida tras analizar los datos de un «inverno anómalo» por las escasas precipitaciones registradas, y su influencia en el abastecimiento de agua. Así, el valor medio de precipitaciones en enero está un 64 % por debajo de la serie histórica, mientras el caudal medio circulante en los ríos de la cuenca fue en enero un 43 % menor que en ese mes los últimos diez años.

Con una previsión meteorológica de anticiclones que augura el mantenimiento del déficit de lluvias en febrero, se adopta esta medida preventiva, pese a que el nivel en los embalses de abastecimiento en Galicia-Costa mantiene unos niveles normales de ocupación, aseguró Vázquez, con cifras como el 84 % en Forcadas (abastece a Ferrol), 80 % en Eiras (Vigo) y 63 % en Cecebre (área metropolitana de A Coruña). Tampoco existen problema en las áreas que se surten de caudales circulantes, si bien son «sistemas máis vulnerables» si la situación no mejora.

Ethel Vázquez, que compareció este lunes con la directora de Augas de Galicia, Teresa Gutiérrez, apuntó que en este contexto se declara el estado de prealerta por sequía en los sistemas de río Verdugo, ría de Vigo y ría de Baiona; costa de Pontevedra; río Lérez y ría de Pontevedra; río Umia y ría de Arousa (margen izquierdo); río Ulla y ría de Arousa (margen derecho); río Tambre y ría de Muros; río Xallas, costa de A Coruña y ría de Corcubión; río Castro; río Grande, ría de Camariñas y costa de A Coruña hasta río Anllóns; río Anllóns y costa de A Coruña hasta límite de Arteixo; río Mero, Arteixo y ría de A Coruña; y río Mandeo y ría de Betanzos. Son 12 de los 19 sistemas de explotación de Galicia-Costa.

La directora de Augas de Galicia, Teresa Gutiérrez, explicó que la prealerta por sequía implica aumentar la vigilancia de parámetros, que en lugar de ser mensual pasa a quincenal. También se comunica hoy mismo la situación a los ayuntamientos afectados, para mejorar el intercambio de información, así como a los explotadores de embalses y de abastecimientos, Protección Civil y Meteogalicia, además de Medio Rural para pulsar qué sucede con las localidades que se abastecen de caudales fluyentes, manantiales y aguas subterráneas. Augas de Galicia lanzará medidas de concienciación, que deben fomentar también los concellos. Se incrementará desde el dominio público hidráulico la vigilancia de los usos del agua, y se demanda a ayuntamientos y gestores de abastecimiento que hagan lo propio, poniendo en marcha las medidas previstas en sus ordenanzas y en los planes municipales de sequía (son 104 los impulsados con ayudas de la Xunta, de ellos 35 en Galicia-Costa y ocho que coinciden con esta y otra demarcación).

La directora de Augas de Galicia insistió en que los concellos, y comunidades de usuarios, deben mejorar su control de fugas. De otra parte, se convoca la Oficina da Seca para efectuar el seguimiento de la evaluación de la situación. «En esta fase lo más importante es compartir información, comunicarnos y concienciar de un uso responsable» del agua, aseguró. Teresa Gutiérrez dijo que en enero llovió una media de 58 litros por metro cuadrado, frente a valores normales de entre 130 y 150 litros. Los valores negativos de precipitación siguen una tendencia continuada que viene ya de octubre.

Por su parte, la conselleira de Infraestruturas dejó claro que la prealerta no significa un riesgo de desabastecimiento, con valores habituales de ocupación en embalses para la época, pero es un «aviso precoz» para anticiparse a posibles problemas si la situación no mejora. Destacó que se traslada información precisa a los ayuntamientos (responsables del abastecimiento de aguas) mientras la Oficina da Seca con Augas de Galicia, Meteogalicia, Medio Rural y Protección Civil coordinará y centralizará toda la información. Ethel Vázquez recordó que en Galicia están también las demarcaciones Miño-Sil y Duero, dependientes del Ministerio para la Transición Ecológica, por lo que se dirigirán a esas confederaciones para «ter unha radiografía precisa do resto de concas» gallegas.