Galicia tiene 4.000 médicos sin ninguna especialidad vía mir

Ángel Paniagua Pérez
Ángel Paniagua VIGO / LA VOZ

GALICIA

Andrés Sepúlveda, radiólogo intervencionista del hospital Povisa de Vigo, que estudió Medicina en Colombia y luego vino a España a hacer el mir.
Andrés Sepúlveda, radiólogo intervencionista del hospital Povisa de Vigo, que estudió Medicina en Colombia y luego vino a España a hacer el mir. Oscar Vázquez

La asociación de residentes, en contra del contrato de técnicos para la primaria: «A nadie se le ocurriría para oncología»

28 ene 2022 . Actualizado a las 15:28 h.

El Servizo Galego de Saúde va a empezar a incorporar a los centros de salud a profesionales que han terminado la carrera de Medicina pero que no han obtenido ninguna especialidad. Alrededor de 150 se han interesado en este nuevo puesto de técnicos de salud, sobre todo gente que hace el examen mir el próximo sábado y que hasta mayo no se incorpora a su hospital de formación. Pero en Galicia hay muchos más médicos sin especialidad, concretamente 3.960, según los datos que recopila el Consejo General de Colegios Médicos de España entre sus socios. Los cuatro colegios gallegos tienen 15.133 inscritos, así que el 26 % no tienen una especialidad reconocida en el mir, aunque en esos números se incluye a los profesionales jubilados.

«Ningún médico puede trabajar en España sin el título homologado», dice en referencia a la carrera universitaria la secretaria general del Colegio de Las Palmas, Marta León, una de las responsables de los registros de toda España, «pero otra cosa es la especialidad: difícilmente te van a contratar en el sistema público, pero sí se puede trabajar en el sector privado; lo que no puede hacer es publicitarse como especialista», dice la experta. Un médico podría montar una consulta, pero no podría decir que es traumatólogo o cardiólogo.

Por ese motivo, en los hospitales privados no suelen contratar a médicos sin especialidad. A veces sí lo hacen, normalmente para el servicio de urgencias, que no tiene una especialidad propia. El destino habitual para estos doctores es trabajar en mutuas de aseguramiento.