La explicación al sismo submarino enfrente de Muros

Juan Ramón Vidal Romaní PROFESOR EMERITO. DEPARTAMENTO, FÍSICA Y CIENCIAS DE LA TIERRA. ÁREA, GEODINÁMICA EXTERNA. UNIVERSIDADE DA CORUÑA

GALICIA

ANGEL MANSO

La situación sísmica de Galicia es una de las menos preocupantes de toda España

27 ene 2022 . Actualizado a las 19:52 h.

Gracias al Instituto Geográfico Nacional sabemos cuándo y dónde se produjeron todos los sismos o terremotos producidos en Galicia en los últimos 143 años. Y también para los últimos 50 años los valores de magnitud e intensidad de los mismos. Esto nos permite valorar la situación sísmica de Galicia y podemos calificarla como una de las menos preocupantes de toda España, muy por detrás de la mas grave que está en el estrecho de Gibraltar, después la de la costa mediterránea y después la de la cadena montañosa de los Pirineos. Y al final situamos la menos peligrosa en la costa gallega.

Pero una vez dicho esto, sería interesante especificar cuales son los riesgos sísmicos en Galicia que es lo que lógicamente interesa a sus habitantes. Y aunque no lo parezca podemos establecer unos ciertos matices de esa actividad símica. Toda la costa gallega se halla punteada por los epicentros de los terremotos submarinos que han ocurrido en Galicia. Pero no es lo mismo que estos hayan ocurrido en la costa cantábrica -una zona donde tiene lugar la colisión entre la placa euroasiática y la placa ibérica- que en la costa atlántica, una costa distensiva donde la placa ibérica se separa mansamente de América a una velocidad de 30 milímetros al año. Y es precisamente en esta última donde se han producido los sismos de ayer en la boca de la ría de Muros.

Este jueves se sintieron dos sismos, seguidos prácticamente a la hora de comer, con una magnitud de 3,7 el primero y 4,6 el segundo. El mayor de ellos ya se aproxima a algunos de los de la serie de Triacastela que en noviembre 1997 asustaron a toda Galicia y obligaron a reformar la norma sismoresistente de construcción en Galicia para adaptarla a los nuevos riesgos. En nuestro caso los dos sismos se han localizado a escasa profundidad (3 kilómetros a partir del fondo marino, que aquí esta a 200 metros de profundidad). La localización del epicentro en el mismo talud continental parece indicar que no se trata de ningún deslizamiento superficial de rocas o sedimentos, sino que ha correspondido a los movimientos de levantamiento del borde occidental de la placa ibérica en Galicia.