La saturación en la atención primaria, un problema que se repite por toda España

Elisa Álvarez González
E. Álvarez SANTIAGO

GALICIA

Movilización en el País Vasco el pasado fin de semana; en Málaga (abajo a la izquierda), la semana anterior; y colas a mediados de enero en un centro de salud de Madrid
Movilización en el País Vasco el pasado fin de semana; en Málaga (abajo a la izquierda), la semana anterior; y colas a mediados de enero en un centro de salud de Madrid

La situación de los centros de salud es similar y en algún caso peor que en Galicia. Colapso telefónico, consultas no urgentes suspendidas y manifestaciones son el día a día en este nivel asistencial

26 ene 2022 . Actualizado a las 15:03 h.

Hace unas semanas, en plenas fiestas navideñas, el Sergas ordenó a catorce centros de salud del área sanitaria de Vigo atender solo la patología urgente y la derivada del covid. La falta de médicos a consecuencia de las bajas y de los días de permiso obligó a esta medida que no gustó a los propios profesionales. Contactar telefónicamente con un centro de salud es tarea complicada, las consultas se demoran y los facultativos ven como su agenda se llena de citas burocráticas como son dar bajas y altas a pacientes asintomáticos de coronavirus.

Pero la situación de la atención primaria gallega no es ni la única ni la peor. Un ejemplo cercano. El servicio cántabro de salud ordenó el 7 de enero priorizar durante todo el mes y en todos sus centros de salud la atención urgente en las agendas de médicos, pediatras y enfermeros. Todavía mañana, de hecho, se abren las agendas de enfermería. Se tomó esta decisión por una realidad que es común a toda España: el aumento de la carga de trabajo por la sexta ola, en un sistema que ya estaba al límite de sus fuerzas antes de la pandemia.

El Sindicato Médico Profesional de Asturias explica cómo la sobrecarga de la primaria acaba repercutiendo también en el hospital. «Cada médico de familia atiende más de medio centenar de pacientes cada día, a los que se suman la avalancha de bajas por positivo covid». Cuando el usuario llama al centro de salud con síntomas leves, «dada la saturación, la primera propuesta de cita es para dentro de cinco días». De ahí que finalmente el ciudadano opte por acudir al centro de atención continuada «o en la mayoría de los casos, directamente a urgencias del hospital».