Facenda cifra en 500 millones el sobrecoste de la dispersión de la población en Galicia

Juan María Capeáns Garrido
Juan Capeáns SANTIAGO / LA VOZ

GALICIA

Lavandeira jr

El BNG pide a la Xunta más «ambición» al negociar la financiación autonómica y el PSdeG apela en la comisión parlamentaria a un acuerdo «de país»

19 ene 2022 . Actualizado a las 20:04 h.

La Xunta le ha puesto precio a la dispersión geográfica de Galicia. Que la comunidad acoja a la mitad de las entidades de población de toda España supone un sobrecoste administrativo de 500 millones de euros, según el conselleiro de Facenda, Miguel Corgos, que cerró la ronda de comparecencias de la comisión parlamentaria que abordará ahora sus conclusiones para sumar al debate estatal sobre la financiación autonómica. El dirigente popular señaló en su exposición que esa es la característica que más diferencia a Galicia del resto del país, pero también la acerca más a Europa, donde estas divisiones administrativas son más habituales.

La dispersión geográfica supone, además de un rasgo, «unha maior necesidade de gasto» que ejemplificó en la necesidad de doblar el número de centros de salud por habitante, tener un 10 % más de profesores por alumno o ser la comunidad que más invierte en transporte escolar. El conselleiro cree que esa dispersión «nunca foi ben entendida» a la hora de repartir fondos desde Madrid. Para acercarse más a la realidad propuso que se tenga en cuenta las entidades singulares de población y no otras referencias como el tamaño de los municipios, con distintas dimensiones según la comunidad. Un factor que pueden distorsionar los cálculos. 

En el apartado de propuestas, Corgos reclamó que el nuevo sistema de financiación garantice la «suficiencia global» para responder al coste de las competencias asignadas a las comunidades autónomas, así como introducir una variable que refleje el coste de los servicios en cada territorio, un aspecto en el que entra el concepto de población ajustada. En este punto, y tras escuchar las valoraciones de los portavoces parlamentarios en la comisión, el conselleiro calificó como «razoables», aunque con matices, algunas de las propuestas que ha avanzado el Gobierno de España en diciembre, en lo relativo a los gastos reales en educación y política social. El dirigente popular alertó, sin embargo, de la «infraponderación» en materia sanitaria al no incluirse múltiples gastos como la vacunación ordinaria o el equipamiento de los centros de salud. Con carácter general, considera ese avance como «insatisfactorio» porque el documento se adentra en cuestiones parciales sin aclarar cuántos recursos se van a repartir y cuál va a ser la cesta de tributos. «Están xogando coas cartas marcadas», lamentó en referencia al adelanto que hizo el Ministerio de Hacienda.