Las muertes de tráfico en Galicia se concentran entre las dos y las ocho de la tarde

José Manuel Pan
José Manuel Pan REDACCIÓN / LA VOZ

GALICIA

Imagen de uno de los últimos accidentes mortales ocurridos en Galicia en el 2021.
Imagen de uno de los últimos accidentes mortales ocurridos en Galicia en el 2021.

Esa franja horaria coincide con la de menor visibilidad en las carreteras gallegas

19 abr 2022 . Actualizado a las 21:52 h.

Distintos estudios sobre seguridad vial apuntan a que los accidentes graves de tráfico se concentran entre el momento de la comida y las primeras horas de la noche, porque es cuando aumenta el cansancio de los conductores y, por lo tanto, disminuye su atención a la carretera. Y así ocurre en Galicia, como revelan los datos de la siniestralidad mortal del año pasado, que indican que 30 de las 78 muertes se produjeron entre las dos y las ocho de la tarde. A falta de análisis más detallados, en el caso de Galicia esa concentración de la siniestralidad también podría tener mucho que ver con que esas son las horas en las que disminuye la visibilidad, en especial entre septiembre y diciembre, que es cuando más aumentan los siniestros graves. Pero hay más circunstancias que influyen en la radiografía de la accidentalidad gallega.

los más vulnerables

Muchos peatones muertos. La de los atropellos es una de las principales preocupaciones de los responsables de la DGT en Galicia. Y lo es porque ese es uno de los tipos de accidente que se consideran evitables porque en demasiadas ocasiones se produce en horas de escasa visibilidad y cuando el peatón cruza la carretera vestido con ropas oscuras. De ahí la importancia del chaleco reflectante como prenda indispensable para hacerse ver en la carretera. En Galicia murieron 12 peatones en el 2021. Otro colectivo vulnerable es el de los motoristas, que contabilizó 13 fallecidos en las carreteras gallegas. Tráfico también considera que muchos de los siniestros en moto son evitables.

por tipo de vía

70 muertos en carretera y 8 en autovías y autopistas. Este dato no es exclusivo de Galicia, pero sí tiene relevancia por su extensa red de carreteras convencionales, llenas de cruces y trazados complicados, y por su dispersión poblacional, que eleva el uso del coche particular frente a otras comunidades. El año pasado murieron 78 personas en accidentes en Galicia. Es la tercera cifra más baja de fallecidos de la historia, solo por detrás del 2017, con 76 fallecidos, y el anómalo 2020, con 70 muertes, pero difícilmente comparable debido a las restricciones de movimiento obligadas por la pandemia. Las autovías y autopistas volvieron a aparecer como vías más seguras, con 8 muertes.