La familia de Déborah cuelga en Facebook un informe policial del 2019 que incrimina a un conocido

e. v. p. VIGO / LA VOZ

GALICIA

06 ene 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

La familia de la joven viguesa Déborah Fernández-Cervera, desaparecida y hallada muerta en el 2002, ha colgado en su muro de Facebook un extracto de un informe policial del 2019 en el que los investigadores señalan a un conocido de ella como implicado en su desaparición y muerte. Sospecharon de él por sus contradicciones. Faltan cuatro meses para que prescriba el delito y en casi 20 años el juzgado no ha citado a nadie como investigado. La familia se aferra a ese informe para que el hombre sea citado como investigado. Es su último cartucho para frenar el archivo en mayo.

El fragmento del documento reproducido, en el que se ha tachado el nombre del sospechoso, los investigadores de la Policía Nacional solicitan a la jueza titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Tui, que reabrió el caso hace dos años, que cite a declarar a ese hombre, algo que no hizo nunca. El pasado 28 de diciembre la magistrada rechazó la petición de la familia de interrogar a ese sospechoso porque no procedía «por el momento». Los allegados han presentado un recurso de apelación ante la Audiencia Provincial de Pontevedra para que revoque esa negativa. La familia tiene a favor que otras veces la Audiencia enmendó a la misma jueza y le ordenó tomar declaración a testigos que había rechazado.

El informe policial que la familia muestra en la página de Facebook denominada Justicia para Déborah es uno de los tres documentos donde los investigadores implican a una persona. Los otros dos se remontan a la operación Arcano, del 2009 y del 2010.