Los siete presidentes en la historia de La Voz

La Voz

GALICIA

De izquierda a derecha: Santiago Rey Fernández-Latorre, presidente de La Voz de Galicia desde 1988, Juan Fernández Latorre (1882-1912), José María Ozores de Prado (1912-1927), José Fernández-España y Vigil (1927-1927), Enrique de la Torre Gosálvez (1927-1946), Emilio Rey Romero (1946-1987), Emilio Rey Fernández-Latorre (1987-1988)
De izquierda a derecha: Santiago Rey Fernández-Latorre, presidente de La Voz de Galicia desde 1988, Juan Fernández Latorre (1882-1912), José María Ozores de Prado (1912-1927), José Fernández-España y Vigil (1927-1927), Enrique de la Torre Gosálvez (1927-1946), Emilio Rey Romero (1946-1987), Emilio Rey Fernández-Latorre (1987-1988)

Los principios fundacionales del periódico se mantienen intactos tras 140 años gracias a su empeño

04 ene 2022 . Actualizado a las 10:38 h.

El 4 de enero de 1882, el primer editorial de La Voz dejaba claro el afán que guiaría al que estaba llamado a convertirse en el primer periódico de Galicia: la defensa de los intereses gallegos. Desde aquel primer impulso del fundador, Juan Fernández Latorre, hasta hoy han pasado 140 años, pero ese mismo espíritu de defensa de los intereses de Galicia ha permanecido invariable, gracias al empeño de los siete presidentes de La Voz, desde aquel pequeño taller en el que se compuso el primer número del diario hasta las modernas redacciones de hoy bajo la presidencia de Santiago Rey Fernández-Latorre, nieto del fundador.

Ese compromiso que La Voz de Galicia contrajo con sus lectores y que plasmó en su primer número a través del editorial Dos palabras se basa en la fidelidad a las ideas progresistas, democráticas, republicanas y librepensadoras. La libertad de conciencia, la libertad de cultos, la instrucción gratuita y laica, la libertad de prensa, de asociación y de reunión, o la defensa de la mejora de puertos, carreteras y vías férreas son algunos de los principios que los fundadores del periódico proclaman en ese arranque que hoy se conmemora. Y ese es el compromiso que han mantenido intacto los siete presidentes.

Lo hizo así su fundador, don Juan, como le llamaron aquellas primeras generaciones de periodistas de La Voz, en el que «coincidían con una nobleza de alma imponderable y unos sentimientos exquisitos, la facultad creadora, el tesón, la perseverancia», decía la primera de La Voz el 15 de marzo de 1912, cuando el periódico al que dio vida tuvo que contar la noticia de su muerte. Se acababan de cumplir treinta años de la fundación y La Voz era ya el primer periódico de Galicia y tenía tres ediciones. Renovaron ese contrato con los lectores sus sucesores, José María Ozores de Prado, José Fernández-España y Vigil, Enrique de la Torre Gosálvez, Emilio Rey Romero y Emilio Rey Fernández-Latorre. Y lo sigue haciendo Santiago Rey Fernández-Latorre.

Hoy, 140 años después de su fundación, La Voz tiene catorce ediciones y llega a través de Internet a cualquier rincón del planeta después de la gran transformación que ha impulsado Santiago Rey Fernández-Latorre. El presidente y editor llegó al periódico, como gerente, a los veinticinco años tras haberse licenciado en Derecho y desde entonces ha consagrado su vida a conservar y engrandecer el legado de su abuelo, La Voz de Galicia. «Eso es lo que somos», dice, la voz de Galicia.

1988

Santiago Rey Fernández-Latorre

El editor que vive el periodismo

Santiago Rey Fernández-Latorre (A Coruña, 1938), editor y presidente de La Voz de Galicia desde 1988, presume de haber nacido encima de una rotativa. Ese olor a tinta y ese ruido de imprenta solo podrían haber alumbrado un periodista, y eso es lo que el presidente de La Voz, dedicado al periódico desde 1963, se considera por encima de todas las cosas, más periodista que empresario. «Es el oficio más noble del mundo», dijo en una entrevista en el 2016.

1882-1912

Juan Fernández Latorre

El fundador que odiaba la injusticia

Juan Fernández Latorre (A Coruña, 1848) fue político y periodista, un liberal comprometido que no soportaba las injusticias y que pagó con la cárcel y el exilio la defensa de sus ideales. A su regreso de París, donde estuvo exiliado y donde comenzó su idilio con el periodismo, fundó La Voz de Galicia, que a su muerte, en 1912, era ya el primer periódico gallego.

1912-1927

José María Ozores de Prado

Un abogado culto y cordial

Fernández Latorre dejaba esposa, Felisa Ozores de Prado, y dos hijas, Felisa y María Victoria. Su sucesor en la presidencia del periódico fue su cuñado, José María Ozores de Prado, abogado culto y cordial que ocupó el cargo hasta su muerte en 1927. Tuvo también cargos políticos.

1927-1927

José Fernández-España y Vigil

Un ingeniero que murió en accidente

A la muerte de José María Ozores ocupó la presidencia José Fernández-España y Vigil, esposo de María Victoria Fernández-Latorre y Ozores. Ingeniero, tenía a su cargo la construcción del ferrocarril Zamora-A Coruña. Murió apenas tres meses después en un accidente de circulación.

1927-1946

Enrique de la Torre Gosálvez

El liberal que cuidó la independencia

Fernández-España fue sucedido por su cuñado, Enrique de la Torre Gosálvez, esposo de la primogénita del fundador, Felisa, que llevaba ya cuatro años como consejero. Liberal demócrata, preservó la independencia del periódico pese a los tiempos convulsos de la Guerra Civil y la posguerra.

1946-1987

Emilio Rey Romero

Más de medio siglo dedicado a La Voz

Esposo de María Victoria Fernández-Latorre y Ozores, Emilio Rey Romero (1903) entró a formar parte del Consejo de Administración en 1931, se convirtió en vicepresidente en 1932 y asumió la presidencia en 1946. Rey Romero impulsó el despegue de La Voz tras los años de posguerra y el traslado a una nueva sede en Cuatro Caminos.

1987-1988

Emilio Rey Fernández-Latorre

El empresario amante de las artes

El mayor de los hijos de Emilio Rey y María Victoria Fernández-Latorre fue presidente tras el fallecimiento de su padre y hasta su prematura muerte con tan solo 56 años. Generoso y cordial, compaginó su labor empresarial con una gran vocación y sensibilidad artística.

140 años con los intereses de Galicia en primer plano

M. S.

Se cumplen 140 años, 51.134 días, desde que veía la luz el primer ejemplar de La Voz de Galicia. Nacía con ese afán que recogía su cabecera, el de convertirse en el vehículo de expresión y defensa de los intereses y los anhelos de la comunidad gallega. Lo proclamaron sus fundadores en aquel número de cuatro páginas que se vendió a cinco céntimos de peseta el 4 de enero de 1882. Y así sigue siendo catorce decenios después.

140 años, a caballo entre tres siglos, en los que La Voz fue testigo de la realidad gallega sin dejar de mirar alrededor para compartir la vertiginosa evolución de un mundo en constante transformación. Hubo de todo en estos 140 años, como demuestran las primeras páginas que ilustran esta información. Y La Voz estuvo ahí, acompañando a generaciones de gallegos y acompañada también por ellos.

Seguir leyendo