140 años con los intereses de Galicia en primer plano

M. S.

GALICIA

Sin dejar de mirar a lo que ocurría en un mundo en permanente transformación, La Voz nunca se desvió de su objetivo de defender lo mejor para la comunidad

04 ene 2022 . Actualizado a las 15:15 h.

Se cumplen 140 años, 51.134 días, desde que veía la luz el primer ejemplar de La Voz de Galicia. Nacía con ese afán que recogía su cabecera, el de convertirse en el vehículo de expresión y defensa de los intereses y los anhelos de la comunidad gallega. Lo proclamaron sus fundadores en aquel número de cuatro páginas que se vendió a cinco céntimos de peseta el 4 de enero de 1882. Y así sigue siendo catorce decenios después.

140 años, a caballo entre tres siglos, en los que La Voz fue testigo de la realidad gallega sin dejar de mirar alrededor para compartir la vertiginosa evolución de un mundo en constante transformación. Hubo de todo en estos 140 años, como demuestran las primeras páginas que ilustran esta información. Y La Voz estuvo ahí, acompañando a generaciones de gallegos y acompañada también por ellos.

Hubo lágrimas en estos 140 años. Las lágrimas de las guerras, las de las crisis económicas, las de la emigración, las de los crímenes, las de los accidentes, las de los desastres naturales, las de la enfermedad, las de la muerte. Lágrimas que La Voz derramó con quienes sufrían.

Hubo coraje para denunciar injusticias, para reivindicar derechos sociales, mejoras laborales, infraestructuras dignas, para apoyar el desarrollo industrial, para defender los sectores productivos. Y también se alzó La Voz para defender las causas justas.

Y hubo también, cómo no, alegrías, avances, mejoras, buenas noticias. La Voz sufrió, vibró y disfrutó en la misma medida en que lo hicieron los lectores que durante 140 años la acompañaron en el fascinante reto del periodismo. Hoy, en su 140 aniversario, La Voz aspira a seguir contando. Con su compañía.

La Voz que hilvana tres siglos

La Voz

De una máquina de impresión, la Marinoni, movida a mano, a una de las rotativas más modernas de Europa. De una redacción de apenas una decena de periodistas a catorce delegaciones por toda Galicia y en Madrid. Es el resumen de los 140 años de La Voz. Cuando Juan Fernández Latorre decidió, junto a José M. Martínez y Antonio Prieto Puga, fundar un periódico y llamarle La Voz de Galicia se editaban en la comunidad decenas de diarios. Y mientras casi todos ellos fueron desapareciendo, La Voz muy pronto se convirtió en el primer medio impreso de Galicia, un estatus que supo mantener hasta hoy. Su vocación inequívoca de ser un periódico de ámbito gallego y la apuesta de sus presidentes por mimar la vertiente periodística sin descuidar la innovación tecnológica y la faceta empresarial han hecho posible que cada mañana pueda ser realidad ese pequeño milagro de llegar con la mejor información a los hogares gallegos.

Seguir leyendo