Polvorín político en Vilalba, la patria chica de Manuel Fraga

s. varela / x. m. Palacios LUGO / LA VOZ

GALICIA

Veleiro rompió un feudo del PP
Veleiro rompió un feudo del PP ALBERTO LÓPEZ

Discrepancias internas en el PSOE, que gobierna en minoría tras la pérdia de confianza de Vilalba Aberta

10 oct 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Vilalba fue gobernada durante 40 años por el partido de su hijo predilecto, Manuel Fraga, hasta que las divisiones internas del PP local y la perseverancia de la hoy alcaldesa, la socialista Elba Veleiro, dieron en el 2019 un vuelco histórico, llevando al PSOE a derrotar por primera vez a la derecha. Ya en el 2015 Veleiro se había quedado sin premio por un puñado de votos. Aquello fue una muestra del desgaste de los populares, y hacía presagiar que el trabajo a fuego lento de los socialistas acabaría teniendo resultado.

Y así fue. El PSOE obtuvo hace dos años ocho concejales, uno más que el PP. Pero para acometer el relevo necesitaba a los dos ediles de Vilalba Aberta, una formación nacida al amparo de las extintas mareas y que engulló al BNG, que se quedó sin representación en el cuarto municipio más poblado de Lugo, con algo más de 14.000 habitantes.

La victoria de los socialistas se fraguó en parroquias que durante lustros fueron fieles al espíritu de Fraga, como Santaballa, y que vieron en Veleiro —una médica de familia nacida en 1955 en Vilagarcía, y que lleva 30 años siendo una vilalbesa más— el relevo adecuado. Durante los primeros días de su mandato era felicitada efusivamente por los vecinos y pedáneos, algunos vinculados durante años al proyecto popular.