Mobilidade veta en sus contratos a tres concesionarias que incumplieron los pliegos del nuevo plan de transporte

p. g. REDACCIÓN / LA VOZ

GALICIA

Estación de autobuses de Santiago, conectada con la de tren para garantizar la intermodalidad
Estación de autobuses de Santiago, conectada con la de tren para garantizar la intermodalidad PACO RODRÍGUEZ

Los contratos fueron extinguidos en su momento y otro adjudicatario se hizo cargo de la ruta

01 oct 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El DOG publicó ayer la resolución de tres expedientes administrativos que prohíben optar a contratos de la Consellería de Infraestruturas e Mobilidade a tres grupos de concesionarias de transporte de viajeros por carretera que pudieron haber incumplido las condiciones de los contratos del nuevo plan de transporte, en concreto los que fueron licitados en el 2017. En su momento, estos incumplimientos fueron la causa de la extinción de los contratos que les fueron adjudicados ese año, reabriendo el concurso para esas concesiones. Aunque los primeros adjudicatarios siguieron realizando las rutas para no interrumpir el servicio hasta que el nuevo concesionario se hizo cargo del contrato.

Se trata de las primeras resoluciones de este tipo que se producen en el ámbito del transporte público dependiente de la Xunta. El primero de los anuncios declara la prohibición de contratar con una unión temporal de la que formaron parte las empresas Gavilanes, Autocares E. Losada, Ruta 82 y Queiper Laza. En este caso, el incumplimiento se produjo en el contrato XG-502 (eje de Laza), «al incumplir el deber de adscripción de 11 vehículos adaptados a personas con movilidad reducida», aseguran fuentes de la consellería. La sanción afecta individualmente a cada una de las empresas de la UTE y se haría efectiva durante un año, desde la fecha de inscripción de la prohibición de contratar en el Registro General de Contratistas de Galicia.

Estas mismas empresas, también unidas temporalmente, son el objeto de otra de las resoluciones para no poder optar a contratos de la consellería. Se trata de la UTE Val de Maceda y la razón de la sanción es la retirada de la oferta presentada a la licitación de la concesión XG-502, realizada en el verano del 2018.

Antigüedad de vehículos

Otra de estas resoluciones afecta a la multinacional Arriva, en el contrato XG-535 (A Coruña-Lugo-A Mariña), «por el incumplimiento del deber de adscripción de vehículos según lo previsto en el pliego de condiciones respecto a la antigüedad de los autobuses», precisan en Mobilidade. En este caso, la prohibición de optar a contratos durará nueve meses.

Aunque todos los contratos del plan de transporte están ya adjudicados por un período de diez años, estas empresas no podrán acceder a licitaciones puntuales de la consellería durante el plazo establecido en la resolución.

Los autobuses Freire dejarán de cubrir la línea Lugo-Santiago

Adiós al mapa de autobuses del siglo XX

pablo gonzález

Galicia dice hoy adiós al mapa de rutas en autobús que en muchos casos lleva acompañando a los gallegos desde los inicios de la segunda mitad del siglo XX. Se trata de 119 concesiones con una duración de diez años, y una complejidad evidente que viene dada por la propia configuración territorial de Galicia, de ahí que en el gráfico que acompaña a esta información se optara por reflejar los cambios en cerca de medio centenar de concesiones basándose en criterios de relevancia. En algunos casos, no se especifican las sociedades que forman parte de las uniones temporales de empresas, pues a menudo se trata de asociaciones de más de ocho empresas. La Xunta fomentó en los pliegos de contratación este tipo de asociaciones para garantizar la subsistencia de pequeñas empresas familiares de transporte, frente al poder de grandes grupos o multinacionales, que en cualquier caso también se benefician de una buena parte del nuevo mapa concesional e incluso integran estas alianzas.

Seguir leyendo