La Unión Europea declara ilegal la ampliación de la concesión de la AP-9 hasta el 2048

GALICIA

M.MORALEJO

Bruselas da dos meses a España para alegar contra su resolución. Por un caso similar dictaminado con anterioridad, la Comisión Europea amenaza a Italia con llevarla ante el tribunal de justicia comunitario. Ana Pontón tacha el caso de «estafa»

24 sep 2021 . Actualizado a las 14:07 h.

Las tres prórrogas a las que ha sido sometida la concesión de la autopista AP-9 se concedieron al margen de las normas legales de la Unión Europea. Se otorgaron de manera directa y sin haber dado la oportunidad a posibles competidores de Audasa de presentar ofertas más ventajosas para los usuarios del vial y para las arcas públicas. Así lo estima la Comisión Europea que ayer advirtió al Gobierno de España que ha decidido emprender acciones jurídicas contra la forma en la que los gobiernos de UCD, PSOE y PP han prolongado la concesión de la autopista Ferrol-Tui del 2012 inicialmente previsto al 2048 y con ello la pervivencia de sus peajes durante 75 años.

El gobierno comunitario insta al Ejecutivo español a garantizar las normas de la UE en materia de contratación pública y contratos de concesión, dado que España, y también Italia, «han ampliado la duración de las concesiones de autopistas sin iniciar previamente procedimientos de licitación». Dice la Comisión que el derecho de la UE establece que «la prórroga de un contrato de concesión equivale a una nueva concesión», con lo que debería haberse convocado un concurso público cada vez que el Gobierno pretendiese hacer obras en la autopista, mejorar sus servicios o ampliar su extensión.

Los Ejecutivos de Adolfo Suárez en 1977, el de Felipe González en 1994, y el de José María Aznar en el 2000 le dieron 36 años más de negocio a Audasa en forma de sucesivas prórrogas por acuerdos pactados con la propia empresa, sin que ninguna otra tuviese opción alguna de plantear otras condiciones.