La apertura de la nueva estación en León recortará el viaje a Galicia en 18 minutos

Manuel Varela Fariña
m.varela REDACCIÓN / LA VOZ

GALICIA

J.Casares | efe

Los trenes procedentes del País Vasco aprovecharán la supresión del fondo de saco, aunque el trayecto rondará aún así las 10 horas

21 sep 2021 . Actualizado a las 20:08 h.

Hasta este martes, los trenes que pasaban por León desde Palencia en dirección a Galicia debían invertir la marcha en la estación leonesa. El ADIF Alta Velocidad puso este martes en servicio las nuevas instalaciones de la estación de León, suprimiendo este fondo de saco y abriendo un paso directo con vías subterráneas, que evitarán la inversión de la marcha para los trenes que circulen hacia Galicia o Asturias. Supondrá una reducción en el tiempo de viaje de 18 minutos, que antes se perdían al entrar en la ciudad, el cambio de cabina y la inversión de la marcha.

Además, se rebajan los tiempos con la reducción del kilometraje, de aproximadamente nueve kilómetros. Las estaciones gallegas estarán así 18 minutos más cerca del País Vasco, si bien el viaje entre ambas comunidades (por ejemplo, entre Santiago y Bilbao) rondará las 10 horas. Por ahora, la reducción de los tiempos no alcanza por ahora los diez minutos, ya que esta rebaja dependerá de la supresión de las limitaciones temporales de velocidad por los trabajos de adecuación de la línea entre Gijón y Venta de Baños (Palencia) que atraviesa León. Según indica el ADIF, a lo largo de las próximas semanas se levantarán estas reducciones de velocidad.

Las nuevas vías pasantes evitan así que los trenes retroceden una vez llegan a la estación de León, encaminándose por la avenida del Río Bernesga para dirigirse hacia Asturias o Galicia en un recorrido con velocidades reducidas por las bifurcaciones. Los trenes que realicen paradas en superficie, según indica el ADIF, lo harán preferentemente en caso de viajar con origen o destino a Madrid Chamartín y Ponferrada.