El caso del pazo de Meirás tiene nuevo juez, el tercero desde que se inició el proceso contra los Franco

José Manuel Pan
José Manuel Pan REDACCIÓN / LA VOZ

GALICIA

EDUARDO PEREZ

El magistrado, que procede de un juzgado de Ferrol, tendrá que decidir qué mobiliario se podrá llevar la familia del dictador

21 sep 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El Juzgado de Primera Instancia número 1 de A Coruña, que tiene a su cargo el caso de la propiedad del pazo de Meirás, cuenta con un nuevo magistrado titular. Es el tercer juez que se encarga del asunto desde que se inició el proceso por el que el Estado recuperó la titularidad del emblemático edificio, que fue residencia oficial de verano del jefe del Estado, Francisco Franco, y que estuvo en poder del dictador y de su familia durante 82 años.

El nuevo juez es Francisco Javier García Aponte, que procede del Juzgado de Instrucción número 2 de Ferrol, con competencia en asuntos de violencia contra la mujer. García Aponte, que es magistrado desde el 2013, estuvo destinado en instrucción en Montoro (Córdoba) y en juzgados de primera instancia de Sabadell. De la ciudad catalana fue destinado en el 2018 a Ferrol, donde ejerció hasta ahora.

El juez aún no ha tomado posesión de su nuevo destino en A Coruña, pero cuando llegue tendrá que afrontar flecos polémicos del proceso judicial del pazo de Meirás después de la sentencia que le quitó la propiedad a los Franco. Una de las decisiones más inmediatas que tendrá que tomar el magistrado tiene que ver con la propiedad de los bienes que hay en la fortaleza de Meirás. Se trata de decidir si esos bienes, en los que se incluye parte del mobiliario y estatuas y adornos que hay en los jardines, se quedan en el pazo porque pertenecen al Estado y son parte indivisible de la propiedad, o si se los llevan los Franco, que están esperando autorización para realizar la mudanza de Meirás.