Los sellos más originales del Camino

GALICIA

Albergues, iglesias, bares y hasta personas tienen sus enseñas para el peregrino

21 sep 2021 . Actualizado a las 15:08 h.

Vieiras, santos, botas, símbolos identitarios y hasta una naranja peregrina. Son algunas de los sellos que se pueden encontrar en las credenciales del Camino que acaban en las compostelas de los peregrinos. El resultado del bum de las rutas xacobeas y del constante trasiego de peregrinos por las localidades que atraviesan. Aunque antiguamente los sellos solo se podían obtener en lugares religiosos, en la actualidad se pueden conseguir en cualquier rincón del Camino. Albergues, comercios, bares... E incluso a través de personas que tienen su propia marca. La imaginación es libre y el resultado, original.

Tal es la variedad de sellos que dos peregrinos que hagan la misma ruta podrían llegar a Santiago con credenciales distintas. Por ejemplo, si salieran de Oporto, uno de los puntos de partida del Camino Portugués, podrían conseguir el sello del Ayuntamiento, con el blasón municipal; del albergue de peregrinos, con la tradicional vieira; o de la policía local, con el escudo del cuerpo.

A su llegada a Santiago pasaría más de lo mismo e incluso con más variedad. Cuanto más se acerca uno a la Catedral, más crece la cantidad de lugares que sellan las credenciales. Lo habitual es aprovechar que se hace la cola en la Oficina de Acogida al Peregrino para obtener allí la última estampa: el Apóstol. Sin embargo, hay otras opciones más heterodoxas. Desde albergues hasta bares del casco viejo, pasando por tiendas de suvenir. Incluso Zapatones, aquel mítico peregrino del Obradoiro ya fallecido, tenía su propia marca y no dudaba en estampársela a quienes se lo pedían.