¿Aprobarías ahora el examen de conducir? «No, ni el teórico ni el práctico»

José Manuel Pan
José Manuel Pan REDACCIÓN / LA VOZ

GALICIA

Las señales y los cambios normativos suponen la mayor dificultad para superar las pruebas, según los expertos

17 sep 2021 . Actualizado a las 15:09 h.

Es usted un conductor veterano, con varios años de antigüedad y muchos kilómetros encima. Se desenvuelve sin problemas al volante y considera que está al día en los conocimientos de seguridad vial. ¿Pero sería capaz de aprobar hoy el examen teórico del carné? «Muy pocos lo aprobarían. Lo tengo claro. Ni el teórico ni el práctico». Así de rotunda es Mónica Pérez, presidenta de las autoescuelas de la provincia de Lugo y experta en formación de alumnos noveles y en conductores veteranos que asisten a los cursos de recuperación del carné. Por su experiencia sabe que los automovilistas con años de carné tienen muchas dificultades para responder preguntas sobre la normativa actual de tráfico. Por eso cree que es necesaria una formación continua de los conductores para actualizar conocimientos sobre seguridad vial y poder responder a las preguntas del examen.

Vamos con una: «Si es usted titular del permiso de la clase A1, con año y medio de antigüedad, y obtiene el permiso B, ¿cuál es la tasa máxima de alcohol permitida conduciendo un turismo?». La respuesta válida es 0,30 gramos por litro en sangre, equivalente a 0,15 miligramos en la prueba de aire, que es la tasa máxima para los conductores noveles. Esta es una de las preguntas más falladas en los test que elabora Cnae, de la Confederación Nacional de Autoescuelas. Desde esta editorial explican que la confusión puede deberse a que para llevar la L de novato se exige solo un año, pero para la tasa reducida de alcohol se exigen dos años.

Una encuesta del RACE indicaba hace unos años que siete de cada diez conductores suspenderían el examen de conducir, pues solo un 6 % de los encuestados fue capaz en aquel momento de responder todas las preguntas de forma correcta. El examen teórico común para el carné B de turismo consta de treinta preguntas tipo test y solo se pueden fallar tres. Y muchas de las cuestiones están relacionadas con avances tecnológicos que muchos conductores veteranos desconocen.