Los maquinistas acusan a Renfe de suprimir trenes con la excusa del covid

Pablo González
pablo gonzález REDACCIÓN / LA VOZ

GALICIA

Un tren Alvia en la estación de Monforte de Lemos
Un tren Alvia en la estación de Monforte de Lemos CARLOS CORTÉS

Amenazan con huelga porque creen que la dirección lleva la empresa al caos. «Están llevando el sistema al colapso», asegura el Semaf. La media distancia convencional en Galicia solo mantiene el 65 % de las frecuencias

18 ago 2021 . Actualizado a las 20:04 h.

Tras una frágil tregua que abortó una serie de jornadas de huelga en febrero y marzo, el sindicato de maquinistas (Semaf) vuelve a poner sobre la mesa un conflicto laboral con la dirección de Renfe, a la que acusa de llevar «al caos» a la empresa con las decisiones que ha tomado o con las que se resiste a tomar. Esta situación, señala la central sindical, «impide prestar el servicio al usuario del tren con normalidad». «A lo largo de toda la geografía española no hay servicio que funcione correctamente. Estamos viendo con preocupación cómo el grupo deja literalmente tirados a los usuarios. Programa trenes para los cuales no tiene personal ni vehículos. Están llevando el sistema al colapso», aseguran en un contundente comunicado, después de realizar un «seguimiento» de la gestión de la empresa en distintos servicios ferroviarios y áreas de actividad (viajeros y mercancías).

La empresa logró en febrero que el sindicato desconvocara una jornada de huelga ese mismo mes y otras cuatro en marzo, aceptando una de sus demandas clave: la progresiva recuperación de las frecuencias suprimidas por los sucesivos estados de alarma y la situación de pandemia, una demanda que comparten el resto de centrales con representación en la empresa, como Comisiones obreras o CGT. A día de hoy, en Galicia los trenes de media distancia convencional siguen al 65 %, con capitales de provincia sin conexiones eficientes entre ellas, como A Coruña y Lugo, o ciudades relevantes como Ferrol sin apenas servicios. Por tanto, la compañía no ha cumplido uno de sus compromisos para evitar el paro de los maquinistas, que temen que algunas de estas frecuencias no vuelva a circular utilizando como argumento la situación de pandemia.

Ante esta situación, los representantes del 85 % de los maquinistas de Renfe convocan a la dirección a dos comisiones de conflictos previas a una eventual convocatoria de huelga. «Los temas principales de ambas son: la no reposición de los trenes suprimidos como excusa de la pandemia y el incumplimiento de los acuerdos del 2007 con motivo de la transferencia de la gestión de las cercanías y la integridad del personal en Renfe», aseguran en referencia al posible traspaso de las cercanías de Cataluña a la Generalitat, una demanda del actual Gobierno independentista.