La Administración gallega revisa su imagen corporativa y crea una tipografía propia, la Xunta Sans

Mónica Pérez Vilar
mónica p. vilar REDACCIÓN / LA VOZ

GALICIA

A la izquierda, el antiguo logo de la Xunta. A la derecha, el nuevo, con la tipografía Xunta Sans
A la izquierda, el antiguo logo de la Xunta. A la derecha, el nuevo, con la tipografía Xunta Sans

Se busca una identidad más moderna y sencilla, que sea fácilmente reconocible por la ciudadanía, y unificar criterios para todas las entidades que dependen del sector público autonómico

03 ago 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Una imagen renovada, más dinámica y sencilla. Eso busca la Xunta con la actualización y adaptación de su identidad corporativa, según se recoge en el decreto publicado ayer en el Diario Oficial de Galicia, por el que se aprueba precisamente el nuevo manual de identidad corporativa de la Administración gallega.

Ese trabajo de rediseño ha corrido a cargo del estudio Costa, de A Coruña. El reto no ha sido pequeño, pues los trabajos previos detectaron un serio problema. De la Administración autonómica gallega se han ido desgajando casi cien marcas, algunas de las cuales funcionan de modo tan independiente que a la ciudadanía le cuesta identificarlas con un organismo de la Xunta. «El 061 es cien por cien de la Xunta, igual que el Igape o la GAIN (Axencia Galega de Innovación), pero al verlos no todo el mundo los identifica como servicios de la propia Administración. Algunas marcas se han independizado tanto que hasta parecen competir entre sí. Había un cierto problema de reconocimiento de la propia marca Xunta», explica David Silvosa, socio director de Costa. Por eso, el eje de su trabajo ha sido diseñar una solución gráfica que permita organizar ese maremágnum y logre que los ciudadanos reconozcan al primer vistazo cuando están ante un organismo o servicio de la Administración autonómica.

En ese cometido, el escudo de Galicia se ha transformado en el principal aliado. «Es el identificador mínimo de la Xunta, el elemento básico con el que trabajar, que siempre debe estar presente, salvo en el caso de marcas muy concretas que podrán trabajar con su propio símbolo», explica Silvosa.