El secreto de los dos únicos concellos que no conocen el saldo vegetativo negativo

GALICIA

El alcalde de Arteixo, Carlos Calvelo, y la regidora de O Porriño, Eva García
El alcalde de Arteixo, Carlos Calvelo, y la regidora de O Porriño, Eva García Ángel MansoM. Moralejo

O Porriño y Arteixo, que no han registrado nunca más muertes que nacimientos, tienen en común ofrecer opciones laborales y captar población joven

31 jul 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Les separan más de 180 kilómetros. Uno se sitúa en el área metropolitana de Vigo y otro, en la de A Coruña. Pero O Porriño y Arteixo tienen más de una cosa en común. Alguna tan llamativa como el hecho de que son los dos únicos concellos de Galicia que nunca han registrado más muertes que nacimientos, al menos desde el año 1975 donde arrancan los registros del Instituto Galego de Estatística. Con importantes polígonos industriales y poblaciones en crecimiento, los alcaldes de ambos municipios analizan las claves que podrían explicar por qué ambos son una excepción en una Galicia que sufre con dureza la caída de la natalidad

Eva García, alcaldesa de O Porriño

«El futuro está en la natalidad, y nosotros somos un concello atractivo»

«Somos un concello atractivo», resume la alcaldesa de O Porriño, la socialista Eva García, que se muestra orgullosa de que la localidad se mantenga, desde hace al menos 46 años, como una excepción a la regla de esa Galicia donde se celebran más entierros que nacimientos. «La natalidad es el futuro» señala rotunda, reconociendo que cada año, al conocer los datos del movimiento natural de la población, la satisfacción se mezcla con la incertidumbre. «Siempre piensas ¿es una cuestión de tiempo al tiempo o realmente vamos a poder seguir manteniendo esta situación de saldo positivo? Porque en este país hay muy poca protección a la natalidad, no hay ayudas de ningún tipo. Los responsables públicos deben hacer políticas activas para que las parejas en edad de tener hijos se animen a ello, porque realmente haya una cobertura social que les permita tenerlos».

Ayudas económicas directas y más apoyos a la conciliación son las peticiones de esta regidora. Entretanto, desde su Ayuntamiento abogan por poner su granito de arena con recursos como la creación de guarderías, estando prevista, por ejemplo, la apertura de una nueva escuela infantil en la Zona Franca este próximo otoño.