Junqueras augura una Galicia republicana gobernada por Ana Pontón «a no mucho tardar»

Juan María Capeáns Garrido
Juan Capeáns SANTIAGO

GALICIA

XOAN A. SOLER

Aconseja en un acto del BNG en Santiago que para alcanzar el objetivo avance en el reconocimiento de la comunidad internacional

24 jul 2021 . Actualizado a las 15:11 h.

El BNG reunió en Santiago en vísperas del Día de Galicia a un nutrido grupo de representantes de organizaciones políticas con procedencias «moi distintas» pero con elementos comunes: «A liberdade, a autodeterminación, o pacifismo, o feminismo, os servizos públicos...», resumió Ana Pontón, que dio la bienvenida a miembros de EH Bildu, Sortu, Cup, Sinn Féin, Bloco de Esquerdas y otras fuerzas europeas. Aunque el gran protagonista fue Oriol Junqueras, el líder de Esquerra Republicana de Catalaunya, que respondió a la llamada del Bloque para estar presente en Compostela, tal como se comprometió con la propia Pontón en una visita que esta realizó en el 2018 a Lledoners. «En la cárcel les decía que tenía ganas de venir a Galicia, así que estoy contento de estar aquí», arrancó su intervención el político recientemente indultado.

El líder de ERC quiso compartir un mensaje de «optimismo», y aseguró que «la cárcel forma parte del camino hacia la libertad de nuestros pueblos». En sus objetivos, el principio que le ha movido siempre es «el democrático», por eso reclamó a las instituciones que atiendan la voluntad de de un país «que se expresa reiteradamente de forma cívica y pacífica. Es nuestro caso, pero aplicable a todos los que compartimos mesa. Por eso estamos convencidos de que la república catalana es inevitable».

Junqueras se permitió ofrecer algunos consejos. «Hace años, en momentos más complejos, tuve la oportunidad de dirigirme al BNG para decir que la organización es imprescindible para construir el futuro de cualquier país. Esta organización en Galicia es el BNG», proclamó. A la formación frentista le recomendó también que trabaje en el reconocimiento de la comunidad internacional de la causa, además de no levantarse nunca de las mesas y ser «los campeones de los procesos de negociación». Concretando su mensaje, dijo estar convencido de que ese será «el camino que seguirá también una Galicia republicana, bajo una presidencia en tiempos cercanos, a no mucho tardar, que le corresponderá a Ana Pontón. Porque no hay lugar en el que Galicia esté mejor que en manos de sus propios ciudadanos», justificó.