Feijoo pide solidez al PPdeG frente a la «frivolidad» del Gobierno: ni «matria», ni «niñes», ni «Franco»

Juan María Capeáns Garrido
Juan Capeáns SANTIAGO

GALICIA

PACO RODRÍGUEZ

Arenga a su nueva directiva para que se centre en dar respuestas a los ciudadanos. «Pouca sede e moita rúa», les recomienda

23 jul 2021 . Actualizado a las 14:11 h.

El presidente del PPdeG, Alberto Núñez Feijoo, se reunió este viernes en Santiago con su recién nombrado Comité de Dirección, el órgano que marca la pauta del partido y en el que están representados una veintena de dirigentes, con presencia de los cargos más relevantes, los presidentes provinciales y los seis vicesecretarios entre los que ha repartido competencias sectoriales. En la parte pública de la reunión, que continuó a puerta cerrada, el líder gallego arengó a sus directivos con dos objetivos por encima de todo: trabajo y seriedad, pensando en las dos citas electorales que vienen, las municipales y las generales, y centrando los esfuerzos en los ciudadanos, «con diálogo permanente coa xente». Para cumplir ve necesario responder siempre a las demandas de los gallegos, pero con «solidez» y sin la «frivolidad» que le atribuye al Gobierno de España en un momento de la historia «complexo e con incertezas».

Feijoo cree que en la política española se está respondiendo a las inquietudes por la pandemia y el empleo con debates como el del consumo de carne, «Franco», los «niñes» o la «matria», asuntos que colocan en la agenda pública los ministros «con máis irresponsabilidade que nunca». No se libró del reproche el presidente Pedro Sánchez, al que acusó de ser más «un candidato permanente que un primeiro ministro». A cambio, ha pedido un partido «aberto 24 horas», que responda con una visita o una llamada «a cada preocupación», siempre con «empatía e propostas». También les pidió que se ciñan al «modelo Galicia», sin imitar ni perder el tiempo con otras estrategias políticas. «O compromiso é falar pouco de nós e falar máis coa xente. Pouca sede e moita rúa», les recomendó. 

En clave electoral, reconoció que el PPdeG debe trasladar el «éxito» de las autonómicas a los ayuntamientos «para recuperar posicións perdidas» ante un PSOE y un BNG «que están dispostos a coaligarse» y que se pliegan a las políticas del Gobierno de España o que «non falan» de Otegi o Rufián. «Son os mesmos», advirtió.