El BNG entrega en la Xunta más de 23.000 firmas contra «a estafa xigante da factura da luz»

La Voz

GALICIA

Pontón y otros representantes del BNG posando ante San Caetano con las firmas recogidas
Pontón y otros representantes del BNG posando ante San Caetano con las firmas recogidas Xoán Rey || EFE

Pontón compara el precio de la luz con pagar «un ovo frito a prezo de lumbrigante»

21 jul 2021 . Actualizado a las 16:51 h.

La portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, ha entregado este miércoles en el Registro del Xunta de Galicia las 23.610 firmas que su formación ha recogido por toda Galicia «contra a estafa da factura da luz, unha estafa xigante que indigna e cabrea a partes iguais» y a favor de una tarifa eléctrica gallega.

Pontón tildó de situación «esperpéntica» que la continua subida de la luz «estea afogando a familias, autónomos e pemes» en un país que, como Galicia, «é rico en electricidad» y que «leva décadas pagando os custe sociais e ambientais, pero sen obter ningún beneficio».

Para la líder nacionalista, la «imparable escalada» del precio de la luz, está relacionada con la existencia de un sistema normativo «pensado a favor do lobi eléctrico e en contra da maioría social», y una fijación de precios en la que el coste final, indicó, lo marca la energía más cara, aunque sea minoritaria en la cesta de la puja. «É como se imos a un restaurante, pedimos un ovo frito e o pagamos a prezo de lumbrigante, pareceríanos un disparate», ejemplificó. Y consideró que si las eléctricas consiguen imponer sus criterios para maximizar sus beneficios es debido a las «portas xiratorias» que sientan a expresidentes y exministros en sus consejos de administración. «Se lles pagan un pastizal non é polo seu coñecemento do sector eléctrico, senón para influír nos gobernos», aseveró.

El BNG considera que el alto número de firmas recogido en apenas un mes demuestra que «que os galegos e as galegas están fartas desta estafa e queren que se plante cara ás eléctricas».

En esa línea, volvió a demandar una tarifa eléctrica gallega y una intervención pública en el sector que incluya la creación de una empresa pública gallega de energía. Puso como ejemplo países como Suecia, Noruega, Dinamarca, Francia o Alemania, aseverando que cuentan con tarifas diferenciadas, en las que las zonas productoras pagan menos. «Por que en eses países si e aquí non?», se preguntó Pontón, que se respondió a sí misma aludiendo de nuevo a la proximidad del lobi eléctrico «tanto no Consello de Ministros como no da Xunta».