Rajoy, en el congreso del PPdeG: «Si el Gobierno no hace lo que debe, lo haremos muy pronto nosotros»

Manuel Varela Fariña
M.varela REDACCIÓN / LA VOZ

GALICIA

Paco Rodríguez

El presidente de honor del PPdeG advirtió de que en el Gobierno de España existen hoy «demasiados líos»

17 jul 2021 . Actualizado a las 13:27 h.

Mariano Rajoy es un expresidente diferente. Frente a las cuotas de pantalla que se empeñan en acaparar Felipe González y José María Aznar, el exdirigente gallego ha convertido sus intervenciones en excepcionales interrupciones a su rutina. Hoy hizo una de ellas para arropar a Alberto Núñez Feijoo en su quinta reelección como presidente del PPdeG. «Siempre me ha invitado independientemente de cuál fuese mi estatus, y eso se lo agradezco», comenzó Rajoy, prometiendo un discurso breve, «y de verdad». Dijo ser consciente de su papel, de lo que debe hacer y por cuánto tiempo. «Soy gallego, cada vez más. Aquí nací, en Santiago, estudié y viví. Empecé en política en 1981, con Romay (señalando a Romay Beccaría, también presidente de honor del partido)», comenzó a repasar su biografía política.

«De nuestro partido siempre he recibido un afecto impagable, que se multiplicaba al cruzar Pedrafita o el Padornelo en dirección a casa. Más buenas noticias que malas, incluso cuando las malas eran habituales en todas partes», reconoció, agradeciendo a Galicia que siempre aportase «más soluciones que problemas; lo que debería ser común no es lo más habitual en política».

Rajoy felicitó a Feijoo, del que admitió estar «orgulloso». «Es un presidente que, en momentos de incertidumbre, supo dar certezas a los gallegos. En momentos de duelo, cariño y consuelo a su gente; en momentos de problemas comunes, soluciones para ayudar a todos, a otras comunidades y también al Gobierno de España, aunque estos no quisieron hacerle mucho caso», añadió. El expresidente del Gobierno alabó la gestión de Feijoo por ser «la política que pone a la gente en el centro» sin alimentar egos. «En Galicia podemos estar tranquilos, y eso es lo mejor que se puede decir de un gobernante», elogió entre aplausos.