El congreso del PPdeG para encumbrar a Feijoo moviliza a toda la cúpula del partido

Juan María Capeáns Garrido
Juan Capeáns SANTIAGO / LA VOZ

GALICIA

Ramón Leiro

Casado, Almeida, Ayuso y casi todos los referentes autonómicos arroparán al líder gallego

16 jul 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El PPdeG quería fiesta, y la tendrá. Será discreta en las formas, porque la pandemia sigue marcando los tiempos hasta el punto de que el 17.º congreso autonómico, que debería comenzar esta tarde en Pontevedra, tendrá lugar en Santiago por las restricciones de aforo a las que obliga la situación epidemiológica de la capital del Lérez. Pese a las circunstancias y a los cambios de emplazamiento, los populares gallegos podrán celebrar la cuarta mayoría absoluta que alcanzaron hace un año, cuando toda España empezaba a asomar su cabeza a la calle pensando que había doblegado al virus. Las sucesivas olas de contagios que llegaron después fueron dilatando una cita que en los últimos días ha ido adquiriendo aires de reafirmación colectiva que trascienden al partido en Galicia.

Desde el congreso extraordinario en el que Pablo Casado tomó el relevo de Mariano Rajoy, en julio del 2018, es difícil encontrar una cita orgánica fuera de la sede de Génova que haya reunido a más líderes nacionales y referentes autonómicos de un partido que ha tenido poco que celebrar desde entonces. Ni siquiera la abrumadora victoria de Isabel Díaz Ayuso, con su reciente toma de posesión, ha concitado tanto interés por sumarse a un cónclave territorial, y más cuando todo lo que se sustancia llega más que trillado. Quizás por eso, porque nadie duda de que será un homenaje en toda regla y sin fisuras a Alberto Núñez Feijoo, «todos quieren estar», aseguran los responsables de organización, que se han sorprendido con todas las confirmaciones que han ido llegando en cascada y que han obligado a habilitar una hora dentro del programa para que los dirigentes que van a respaldar al líder gallego de forma presencial o telemática puedan intervenir y dejar su tarjeta de visita. Y los que no van a estar, como los referentes autonómicos de Cataluña, Navarra, La Rioja, Aragón o la Comunidad Valenciana, han disculpado su ausencia por motivos de peso.

De alguna forma, Feijoo verá recompensadas entre hoy y mañana muchas de las atenciones que ha tenido en la última década, respondiendo a las llamadas para apoyar en las campañas electorales en las que reclamaban su presencia por toda la geografía española. Y también por los consejos que ha compartido en los últimos tiempos con valores emergentes como el presidente andaluz, Juanma Moreno Bonilla, o la propia Díaz Ayuso, con la que se ha alineado sin ambages desde que la política española se revolucionó por una moción fallida en Murcia. El superviviente de aquella operación, Fernando López Miras, también estará en el Multiusos de Sar —llegará el domingo, pero entrará hoy por vídeo—, igual que el presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, y los líderes populares en la oposición de Castilla La Mancha, Extremadura, País Vasco, Aragón, Asturias y Cantabria.