Pontón se fija como reto sumar «máis apoio social» tras un año como referente de la oposición

Juan María Capeáns Garrido
Juan Capeáns SANTIAGO

GALICIA

XOAN A. SOLER

La portavoz nacionalista sostiene que su formación está ejerciendo un trabajo «contundente pero con propostas»

12 jul 2021 . Actualizado a las 20:32 h.

El grupo parlamentario del BNG fue el único que este lunes sacó rédito en su agenda al año que ha pasado desde las últimas elecciones autonómicas, en las que los nacionalistas volvieron a ser la segunda fuerza, desplazando al PSdeG y anulando a la izquierda rupturista. Anticipándose a la foto de los nuevos ministros, Ana Pontón citó a todos sus diputados y a los medios en las escaleras de acceso al Parlamento, desde las que hizo una intensa defensa de un trabajo de oposición «humilde, contundente pero con propostas», resumió.

El objetivo de los nacionalistas, tras un año ejerciendo como «contrapeso» político al PPdeG, es sumar «máis apoio social» para reforzarse como alternativa y responder a problemas de Galicia que, a juicio de la portavoz, se están enfocando con una óptica «cada vez máis centralista e mirando polo retrovisor o discurso racista, xenófobo, machista e antigalego da extrema dereita».

Pontón destacó el trabajo realizado en los últimos meses en defensa de la sanidad pública, así como sus propuestas para cambiar «o modelo privatizador das residencias». En clave económica aseguró que junto a sus diputados «deixámonos a pel» para evitar que los fondos Next Generation «rematen en frustración», y apostó por trasladar más recursos a las pequeñas y medianas empresas gallegas que apuesten por la economía verde, la ciencia y la investigación. A su juicio, es Feijoo el que va «noutra dirección» al confiar en grandes empresas para acaparar unos fondos que se van a repartir con criterios «centralistas».