Las playas gallegas continúan con un déficit de socorristas a pesar de la moratoria en titulaciones

Vanessa Touceda / M. S. REDACCIÓN / LA VOZ

GALICIA

JOSE PARDO

El alto coste de los cursos exigidos para ser socorrista y la breve duración de la época estival son las razones que frenan la demanda de empleo en el sector

10 jul 2021 . Actualizado a las 09:52 h.

Principios de julio. Temporada de playa. El servicio de salvamento y socorrismo es el responsable de velar por la seguridad en las playas gallegas. Sin embargo, otro año más, se produce el mismo problema: la dificultad para cubrir las plazas necesarias, porque incluso las pruebas de selección aún no han terminado, y no lo harán antes del día 15 de julio. La presidenta de la Federación de Salvamento y Socorrismo de Galicia, Nuria Rodríguez, confirma la carencia de socorristas en las playas gallegas: «Hay déficit en algunas zonas localizadas», sobre todo en municipios con servicios de corta duración.

El origen de este déficit se remota a un decreto del año 2012, que fijó la formación mínima que debían tener los socorristas. A día de hoy, solo están exentos de este certificado de profesionalidad los titulados en INEF (ahora grado de Ciencias da Actividade Física e do Deporte) y aquellos vigilantes que en el 2012 ya ejercían, después de que en el citado decreto se les permitiese un período de carencia de 5 años, ampliado en el 2017 a cuatro más y al que se suma otro año de gracia por la pandemia. A pesar de estas moratorias, y tal y como avisó en su momento la Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo, las carencias de personal no se han solucionado.

Para paliar esta situación, la Xunta prepara un decreto que permite a los concellos agilizar el proceso de contratación; acepta la obtención de la acreditación por otras vías; y contempla la creación del puesto de auxiliar de socorrista, que pueden ocupar técnicos en primeros auxilios o en emergencias sanitarias ya titulados. Eso explica Nuria Rodríguez, que define el objetivo del Gobierno al crear este cargo como «tener gente en las playas, que ayude algo».