La Fiscalía reclama al Gobierno un fiscal investigador sin la tutela del juez

José Manuel Pan
José Manuel Pan REDACCIÓN / LA VOZ

GALICIA

EL CÓNCLAVE DE MARIÑÁN. Dolores Delgado (en el centro) presidió el Consejo Fiscal. que se encerró tres días en el pazo de Mariñán para elaborar el informe crítico con la futura ley procesal.
EL CÓNCLAVE DE MARIÑÁN. Dolores Delgado (en el centro) presidió el Consejo Fiscal. que se encerró tres días en el pazo de Mariñán para elaborar el informe crítico con la futura ley procesal. MARCOS MÍGUEZ

Critica el control que el Ejecutivo le quiere imponer en la nueva ley procesal

08 jul 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

«En el pazo de Mariñán hemos hecho un informe trascendente e histórico. Este es un día muy importante para la carrera fiscal». La fiscala general del Estado, Dolores Delgado, mostraba así su satisfacción este miércoles al término del cónclave del pazo de Mariñán, en el municipio coruñés de Bergondo, donde la cúpula de la Fiscalía española (la fiscala general y el Consejo Fiscal) se encerró durante tres días para elaborar el informe que ha sido aprobado por unanimidad y que será remitido al Gobierno sobre el anteproyecto de Ley de Enjuiciamiento Criminal. Esa nueva ley cambiará completamente el proceso penal en España, basado en una norma de 1882, para adaptarlo a las necesidades actuales y a lo que ocurre en el resto de los países europeos. Y una de las grandes transformaciones tiene que ver con el papel que tendrán los fiscales cuando esa ley se apruebe. Sobre el Ministerio Fiscal recaerá la dirección de las investigaciones penales que ahora dirigen los jueces. La figura del juez instructor desaparecerá y será el fiscal el que se encargue de la instrucción de las causas desde el primer momento, algo que valora positivamente la Fiscalía, aunque con importantes matices.

«En la nueva ley el juez de garantías no debe ser el tutor de la investigación que realiza el fiscal»

«Valoramos positivamente el cambio de modelo, que da la instrucción y la investigación al fiscal, donde el juez desaparece como instructor, pero creemos que hay que redefinir las funciones del juez de garantías, que no debe ser el tutor de la investigación del fiscal. El juez no puede tutelar esa investigación y controlar al fiscal», advierte Dolores Delgado. Esa es la principal crítica que se menciona en el informe de 709 páginas salido de las paredes del pazo de Mariñán. Pero en el documento remitido al Gobierno, la Fiscalía también reclama una reducción de los trámites en las investigaciones con el fin de hacerlas más eficaces y más eficientes, así como la creación de un nuevo estatuto del Ministerio Fiscal para adaptarlo a las nuevas funciones de los fiscales en el futuro proceso penal. Delgado lo tiene claro: «El fiscal va a ser quien lidere la investigación, pero tiene que tener plenas garantías de autonomía y los suficientes medios materiales y personales para poder desarrollar la dirección de la instrucción de las causas». La fiscala general considera que «es muy importante que el fiscal, que es quien va a llevar a cabo la acusación, sea quien investigue los hechos desde el inicio, y quien defina y determine las circunstancias del caso».

El informe que la Fiscalía remitirá al Gobierno para que tenga en cuenta sus demandas recuerda que la carrera necesita un nuevo estatuto orgánico en el que se definan las funciones que emanen de la nueva Ley de Enjuiciamiento Criminal, pero sobre todo que determine la autonomía total del Ministerio Fiscal. Esa autonomía no sería solo organizativa, sino también presupuestaria. «Necesitamos una partida propia en los Presupuestos del Estado, como ocurre en los países de nuestro entorno», afirma la fiscala general del Estado, que reclama también un aumento de la plantilla de fiscales. «Tenemos una de las ratios más bajas de Europa, con cinco fiscales por cada cien mil habitantes, cuando en el resto de los países esa ratio alcanza los once fiscales».