El Pórtico de la Gloria, el atractivo turístico más difícil de visitar este mes de julio

Mónica Pérez Vilar
mónica p. vilar REDACCIÓN / LA VOZ

GALICIA

Pasear por los recién abiertos jardines de Meirás también es un plan codiciado, mientras enclaves antes disputados, como As Catedrais, tienen muchas plazas libres

03 jul 2021 . Actualizado a las 22:20 h.

Julio ha arrancado y con él uno de los períodos por excelencia para disfrutar de los múltiples atractivos turísticos de Galicia. Acceder a algunos de ellos requiere una reserva que, en ciertos casos, ya es imposible de conseguir. Sin embargo, bien sea porque aún hay temor al covid, bien porque la incertidumbre ha retrasado la confección de planes de viaje y escapada, la mayoría de opciones todavía tienen plazas, y abundantes, para garantizarse disfrutar de una visita.

catedral de santiago

El pórtico de la Gloria, en Compostela
El pórtico de la Gloria, en Compostela XOAN A. SOLER

Reabiertas las cubiertas. Más allá del atractivo de cruzar la Puerta Santa, el templo compostelano ha reabierto casi todos sus espacios. Al que resultará más complicado acceder este mes, si no se ha sido previsor, es el Pórtico de la Gloria. Las entradas a la venta en la web están agotadas para cualquier día de la segunda quincena de julio (excepto cuatro tiques sueltos repartidos en otras tantas tandas de visita). Tampoco hay ya billetes para los fines de semana, salvo para los primeros turnos del sábado 10. No son muchas los boletos a la venta incluso para los días laborables, aunque hay otra posiblidad: solicitar una de las invitaciones gratuitas que también se expiden en la web entradas.catedraldesantiago.es. No dan acceso a la aplicación de visita ni permiten entrar al Museo y al Pazo de Xelmírez, pero de momento hay cientos de convites disponibles para los primeros días del mes.

Este verano también es posible acceder de nuevo a las cubiertas de la catedral y a la Torre de la Carraca, para disfrutar de una perspectiva distinta del templo y unas vistas privilegiadas de la ciudad desde 70 metros de altura. Las entradas se reservan en la misma web, y todavía hay disponible un buen número, lo mismo que para visitar la colección permanente del museo catedralicio sin pasar por otros espacios.