La primitiva perdida en A Coruña sigue sin dueño nueve años después de su hallazgo

alberto mahía A CORUÑA / LA VOZ

GALICIA

Manuel Reija, el lotero que dijo haber encontrado el boleto
Manuel Reija, el lotero que dijo haber encontrado el boleto EDUARDO PEREZ

Mientras la Justicia sigue buscando al propietario del boleto, un atestado policial señala al lotero y este niega haber actuado con mala fe

02 jul 2021 . Actualizado a las 09:51 h.

Una de dos. O un apostante se despistó y dejó sobre el mostrador del despacho de lotería el boleto premiado con 4,7 millones de euros, o el dueño de la administración lo engañó. En esas está la Justicia, en averiguar qué pasó aquel 2 de julio del 2012 en la oficina de apuestas de la coruñesa plaza de San Agustín.

Hoy se cumplen 9 años de aquello y la solución no parece cercana. La titular del Juzgado de Instrucción número 8 de A Coruña ya tomó declaración a todos los involucrados, mientras varias salas de lo civil se ocuparon y se ocupan de los cuatro demandantes que persisten en que el billete de la primitiva era suyo. De las más de 200 personas que lo reclamaron, que se presentaron convencidos de ser ellos los afortunados, a día de hoy ninguna lo ha demostrado.

No se recuerda un caso semejante. Que una persona selle una primitiva premiada con 4,7 millones de euros y no pueda disfrutarlos. Tal es el caso del, hasta el momento, desconocido o desconocida que el 30 de junio del 2012 acudió a la administración de Carrefour en Alfonso Molina, en A Coruña, para gastarse unos euros en cuatro boletos y tres días después dejarlos olvidados en el mostrador del despacho de otro lugar, en la plaza de San Agustín.