El Gobierno abre Meirás «en memoria de las víctimas del franquismo»

José Manuel Pan
José Manuel Pan REDACCIÓN / LA VOZ

GALICIA

PRIMER PASEO INSTITUCIONAL. De izquierda a derecha, el alcalde de Sada, Benito Portela; el delegado del Gobierno en Galicia, José Miñones; el presidente de la Diputación de A Coruña, Valentín González Formoso; el secretario de Estado de Memoria Democrática, Fernando Martínez; la vicepresidenta Carmen Calvo; el conselleiro de Cultura, Román Rodríguez, y la alcaldesa de A Coruña, Inés Rey.
PRIMER PASEO INSTITUCIONAL. De izquierda a derecha, el alcalde de Sada, Benito Portela; el delegado del Gobierno en Galicia, José Miñones; el presidente de la Diputación de A Coruña, Valentín González Formoso; el secretario de Estado de Memoria Democrática, Fernando Martínez; la vicepresidenta Carmen Calvo; el conselleiro de Cultura, Román Rodríguez, y la alcaldesa de A Coruña, Inés Rey. VÍTOR MEJUTO

La vicepresidenta Carmen Calvo recordó «el sufrimiento inmenso» que la dictadura causó desde el pazo

27 jun 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

«Monzo, Prego, Carballeira, os irmáns Suárez Picallo, Gerpe, o alcalde de Sada Fernández Pita..., a todas as persoas que viron truncadas as súas vidas, condenadas ao exilio, á persecución e ao espolio, ou que foron asasinadas polo feito de ser demócratas». Fue el recuerdo emocionado del alcalde de Sada, Benito Portela, a las víctimas del franquismo el día en que las puertas del pazo de Meirás se abrieron «á recuperación da memoria democrática». Apertura institucional. Para la del público habrá que esperar una semana más. Pero ayer ya se sentaron las bases del futuro del pazo.

Lo certificó con su presencia en Meirás la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, quien reconoció que el Estado había llegado «tarde» para restituir la memoria de «un lugar que ha significado suficiente dolor, no solo durante la dictadura, sino también después, en la democracia». Pero aseguró que el acuerdo firmado ayer con todas las instituciones implicadas en el pazo de Meirás tenía un gran valor. «Significa que en corto espacio de tiempo hemos podido exhumar al dictador de un lugar de enaltecimiento y que hemos podido devolver a los españoles, y particularmente a los gallegos, este lugar rodeado de la ignominia que suponían los actos políticos que de aquí emanaban».

Recuperar el pazo, dijo, es una «satisfacción enorme para el Gobierno, y un objetivo alcanzado gracias a la rectitud de la Justicia». Agradeció a los que lucharon «por una meta que significa mucho para la dignidad de la democracia española». En similares términos sobre Meirás se expresó en Twitter el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez: «Seguimos avanzando por dignidad, memoria y democracia».