Las ayudas europeas para rehabilitar viviendas permitirán regenerar barrios completos

Pablo González
pablo gonzález REDACCIÓN / LA VOZ

GALICIA

Barrio de A Tinería, en Lugo, donde la Xunta desarrolla un proyecto de rehabilitación integral
Barrio de A Tinería, en Lugo, donde la Xunta desarrolla un proyecto de rehabilitación integral ALBERTO LÓPEZ

La cuantía de las subvenciones dependerá de la eficiencia energética. Galicia dispondrá este año de 67,2 millones

22 jun 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

La aprobación del Plan de Recuperación del Gobierno por parte de la Comisión Europea ha activado la maquinaria normativa para movilizar las inversiones de los fondos Next Generation. Así, el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana acaba de sacar a información pública el proyecto de real decreto que regulará las ayudas a la rehabilitación residencial y vivienda social, que tienen como objetivo renovar el parque de viviendas de España -el 80 % es anterior a 1980- y de paso mejorar su eficiencia energética, uno de los objetivos de las políticas de transición ecológica.

Las ayudas se repartirán en seis objetivos, uno de los cuales es favorecer la regeneración integral de barrios urbanos. Pero también habrá dinero para las oficinas de rehabilitación, actuaciones en comunidades de propietarios y ayudas para la eficiencia energética de viviendas, además de la construcción de edificios destinados al alquiler social.

Para ello, el Ministerio de Transportes dispondrá hasta el 2026 de 4.420 millones que serán gestionados por las comunidades autónomas, en coordinación con el departamento que dirige José Luis Ábalos, que se encargará de la supervisión general del programa a través de comisiones bilaterales.

Las subvenciones que convoquen las comunidades deberán guiarse por este decreto y tendrán que destinar el 30 % de estos recursos a la regeneración de barrios. La primera anualidad ya está reflejada en los Presupuestos en vigor. Son 1.580 millones de euros, de los que 1.151 se repartirán entre las comunidades para los programas de rehabilitación. En este primer reparto se ha seguido el criterio poblacional, por lo que a Galicia le corresponde el 5,85 % de esa cantidad, 67,2 millones.

Así son las subvenciones

Las ayudas para rehabilitaciones integrales de barrios prevén la reforma de edificios y viviendas unifamiliares, así como la reurbanización de espacios públicos. Para ello, el ámbito de actuación deberá delimitarse como un Entorno Residencial de Rehabilitación Programada (ERRP). La inversión máxima subvencionable por vivienda oscilará entre los 16.000 y los 24.000 euros y la cuantía máxima, entre 6.400 y 19.200 euros. Cuanto mayor sea el ahorro energético, mayor puede ser la ayuda. En casos de vulnerabilidad económica se puede llegar a cubrir el 100 % de la inversión. Estas ayudas pueden ser compatibles con las de otras administraciones y las actuaciones en los barrios deberán estar finalizadas a 30 de junio del 2026.

Las comunidades de propietarios también podrán solicitar ayudas para mejorar la envolvente edificatoria del inmueble, siempre que se obtenga una reducción de al menos un 30 % en el consumo de energía no renovable. En este caso, la cuantía máxima por vivienda se situaría entre los 4.800 y los 16.800 euros, dependiendo de la eficiencia energética. El plazo para terminar las obras es de 26 meses, 28 para edificios con más de 40 viviendas. También se pueden unir a otras subvenciones.

Por último, están las ayudas a particulares para la mejora de la eficiencia energética, siempre y cuando sea su residencia habitual. La inversión mínima subvencionable oscilará entre los 1.000 y los 7.500 euros, y el importe de la subvención sería el 40 %, sin tener en cuenta la eficiencia energética en estos casos. Las solicitudes se seleccionarán por orden de presentación hasta el agotamiento de los fondos. Estas ayudas pueden compaginarse con las genéricas para regenerar barrios o rehabilitar edificios.

En el caso de unidades familiares o individuos que soliciten la subvención se tendrán en cuenta sus ingresos.

Vivienda pública destinada a alquiler social

El Gobierno también quiere responder con estas ayudas al déficit de vivienda social que hay en España, un 2,5 % que se reduce al 1,6 % en el caso del parque público de residencias destinado al alquiler social o asequible. En estas promociones se buscará la colaboración con la iniciativa privada para optimizar la utilización de fondos públicos. Pero solo podrán recibir estas ayudas aquellas promociones de viviendas de nueva construcción o rehabilitadas que se destinen al alquiler por un plazo mínimo de 50 años. Las ayudas tendrán un límite de 500 euros por metro cuadrado de superficie útil de la vivienda, pero la subvención no podrá exceder el 60 % de la inversión realizada y no será compatible con otras de este mismo programa, aunque sí con las de otras administraciones.