El TSXG reclama 12 unidades judiciales «esenciales» para evitar saturaciones

José Manuel Pan
José Manuel Pan REDACCIÓN / LA VOZ

GALICIA

Sede del Tribunal Superior de Xustiza, en A Coruña.
Sede del Tribunal Superior de Xustiza, en A Coruña. PACO RODRÍGUEZ

Pide a Madrid la creación de ocho juzgados y cuatro plazas de magistrado

22 jun 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Los tres juzgados de lo social que se pusieron en marcha el pasado mes de abril son solo un parche en las necesidades acuciantes que tiene la Justicia en Galicia, donde ya se están haciendo señalamientos judiciales para los años 2024 y 2025. El propio presidente del Tribunal Superior de Xustiza, José María Gómez y Díaz-Castroverde, alertó de la situación y reconoció en una entrevista en La Voz que la pandemia había dejado juzgados «en rojo» en los que hay un elevado volumen de asuntos sin resolver. La crisis sanitaria y el largo período de suspensión de los plazos procesales hizo que los problemas que arrastra la Justicia en Galicia desde hace años fuesen a peor y que al cierre del primer trimestre se contabilizasen ya 167.000 asuntos en trámite en los juzgados gallegos.

En el primer trimestre entraron de golpe 8.500 casos en los juzgados de lo social de Galicia, lo que supuso un incremento del 18 % respecto al mismo período del 2020. Pero lo peor puede llegar cuando el Gobierno deje de prorrogar los ERTE, ya que existe la posibilidad de que a partir de ese momento haya un aumento de despidos y de reclamaciones laborales. El otro gran incremento, del 20 %, se produjo en la jurisdicción civil, con la entrada de 39.000 asuntos en los juzgados correspondientes. Son estos últimos los casos que, a juicio de los expertos, suelen identificar la llegada de las crisis económicas y que responden a los impagos de alquileres, de recibos de teléfono o de las tarjetas bancarias.

Con ese panorama, la Sala de Gobierno del Tribunal Superior de Xustiza decidió en su última reunión remitir al Consejo General del Poder Judicial la propuesta con el incremento de la planta judicial que se considera «esencial» para intentar aliviar las saturaciones ya existentes. Desde el órgano del poder judicial gallego se propone al Ministerio de Justicia la creación de 12 unidades judiciales que son básicas para evitar el colapso de la Justicia en Galicia.