El presidente del Tribunal Superior de Xustiza: «No podemos resignarnos a que haya señalamientos para el año 2024»

José Manuel Pan
José Manuel Pan REDACCIÓN / LA VOZ

GALICIA

El presidente del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, el miércoles en su despacho.
El presidente del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, el miércoles en su despacho. ANGEL MANSO

Castroverde reconoce que la pandemia deja juzgados «en rojo» en Galicia

20 jun 2021 . Actualizado a las 00:14 h.

«En la Justicia de Galicia ya no partíamos de un escenario ideal, con 155.000 asuntos en trámite, saliendo de los efectos de la huelga del 2018, y llegó la suspensión de los plazos procesales por el confinamiento. Eso produjo una situación en los juzgados que obligó a tomar medidas para evitar situaciones problemáticas. Este último año y medio ha sido muy difícil para todos». El resumen que hace el presidente del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, José María Gómez y Díaz-Castroverde (Ponferrada, 1956), refleja las consecuencias que la crisis sanitaria ha tenido en los juzgados gallegos. Pese a todo, el presidente es optimista: «Cuando se declaró el primer estado de alarma pensábamos en un aumento del 18 o el 20 % de asuntos en trámite, y a 31 de marzo el incremento es del 4 %. El resultado final puede considerarse aceptable, pero no vale asentarse en la autocomplacencia y pensar que está todo hecho».

—Entonces, la pandemia empeoró una situación ya complicada.

—Sí. Teníamos una serie de problemas previos, además de la huelga. Como la decisión de concentrar las cláusulas suelo en juzgados exclusivos. Eso produjo un colapso en determinado tipo de juzgados. Y había juzgados que ya teníamos marcados en rojo por el alto volumen de asuntos en trámite que tenían. La cifra de 155.000 asuntos en trámite a 1 de enero del 2020 no era ya buena, y había una tasa de congestión del 1,49, la sexta más alta de España. Por tanto, no estábamos en una buena situación cuando llegó la pandemia. Yo llevaba seis meses en el cargo y estaba intentando poner en marcha las medidas que llevaba en mi programa.

—¿Podrán retomarse esas medidas?

—Esas medidas no las hemos abandonado. Cuando dije que no quiero ser el presidente de la pandemia, lo dije en serio. Hemos seguido trabajando en las cuestiones anteriores a la pandemia. Pongo como ejemplo el juzgado de familia de Ourense. Tenía una tasa de asuntos en trámite muy elevada, con una cifra próxima al colapso, y con las medidas que hemos tomado y el esfuerzo de la magistrada titular, el juez de refuerzo y todos los operadores jurídicos hemos logrado que la situación de ese juzgado se esté normalizando.